• TEHERÁN |
  • |
  • |

El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, indicó hoy que Irán estaba dispuesta a entablar conversaciones con las grandes potencias sobre asuntos globales pero que no negociaría sobre el derecho de Irán a la tecnología nuclear.

"La tecnología nuclear pacífica es un derecho legal y definitivo de la nación iraní, e Irán no negociará con nadie sus derechos inalienables", declaró Ahmadinejad al recibir al embajador británico Simon Gass, que le entregó sus credenciales. "Pero estamos dispuestos a debatir sobre cooperación internacional, para resolver los problemas económicos y de seguridad en el mundo. Esperamos que esos problemas no sean resueltos sin la participación de todos" añadió, citado por la agencia Fars. Para Teherán "el tema nuclear iraní está cerrado", insistió Ahmadinejad.

Poco después de esa declaración, el ministro de Relaciones Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, que concluía hoy una visita de dos días en Irán, anunció que su país está dispuesto a albergar la reunión entre Irán y los miembros del Grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania) sobre el programa nuclear iraní.

Según la agencia oficial Irna, Davutoglu "declaró que el paquete de propuestas iraní es una buena base para hablar de los grandes asuntos internacionales y expresó el deseo de que estas negociaciones empiecen lo más pronto posible". También afirmó que "Turquía está dispuesta a albergar esas conversaciones". Davutoglu hizo esta declaración durante un encuentro con Said Jalili, secretario del Consejo supremo de seguridad nacional iraní.

Irán entregó el miércoles su "paquete de propuestas" a las grandes potencias del grupo 5+1 para comenzar negociaciones. El grupo 5+1 había pedido en abril pasado a Irán que retomara las discusiones para resolver el delicado tema de la energía nuclear. El viernes, los miembros del grupo 5+1 pidieron a Irán una reunión lo antes posible luego de haber considerado que sus proposiciones soslayaban el tema nuclear.

En su paquete de proposiciones, Irán, sin hablar de su programa nuclear, sugiere definir "un marco internacional que impida la investigación, producción, posesión y multiplicación de armas nucleares y que conduzca también a una destrucción del armamento nuclear". Irán se niega sistemáticamente a suspender sus actividades de enriquecimiento de uranio, a pesar de cinco resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU en este sentido, de las cuales tres fueron acompañadas por sanciones.

Los países occidentales sospechan que Irán planea utilizar la tecnología nuclear con fines militares, lo que Teherán niega insistentemente. El presidente Ahmadinejad tiene previsto viajar a Nueva York a fines de septiembre para participar en la Asamblea General de Naciones Unidas.