•   PARÍS / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Decenas de películas y documentales, encuentros con cineastas y escritores, conciertos, exposiciones: Biarritz, sur de Francia, acoge desde ayer su Festival consagrado al cine y la cultura de América Latina, al parecer inmune a la crisis que golpea otros certámenes.

Además de los directores de las diez películas en competición -entre ellas “La Nana”, del chileno Sebastián Silva; “La sangre y la lluvia”, del colombiano Jorge Navas; “El cuerno de la abundancia”, del cubano Juan Carlos Tabío- , harán presencia en Biarritz una veintena de jóvenes realizadores de América Latina, lo que confirma la buena salud del Festival.

La “crisis financiera que ha golpeado a otros festivales no ha afectado al de Biarritz, que recibirá más creadores latinoamericanos y más público que nunca”, declaró el director del XVIII Festival de Cine y Culturas de América Latina de Biarritz, Marc Bonduel.

Biarritz, que concluye el 4 de octubre, “es un festival de gente apasionada por Latinoamérica, con muchas ganas ya sea de descubrir o de reencontrarse con su cultura”, añadió Bonduel, tras la proyección del filme “Ilusiones ópticas”, del chileno Cristian Jiménez, en liza por el máximo galardón, “El Abrazo”.

“Es una película amarga-dulce, irregular, con defectos, pero con mucha magia, como es toda América Latina”, expresó Jean-Christophe Berjon, el director artístico del Festival, quien dirige también la Semana de la Crítica del Festival de Cannes.

Entre los diez largometrajes que compiten por “El Abrazo” figuran también “El cuarto de Leo”, del uruguayo Enrique Buchichio; “Los paranoicos”, del argentino Gabriel Medina; “Os famosos e os duendes da morte”, del brasileño Esmir Filho; “La Pasión de Gabriel”, del colombiano Luis Alberto Restrepo, y “Cinco días sin Nora”, de la mexicana Mariana Chenillo.


Nicaragua presente
con La Yuma
De la región Centroamérica, que no suele estar presente en el Festival, dada su incipiente industria cinematográfica, participará “La Yuma”, de Florence Jaugey, una francesa radicada en Nicaragua, donde fundó en 1990 una casa de producción, señaló Berjon.

Paralelamente, hay un galardón que ha sido creado por Unión Latina para el mejor documental, para el que compiten 15 filmes.

Por el mejor cortometraje optan 10 cintas, entre ellas “El pianógrafo”, de Costa Rica; “Resaca”, del brasileño Rene Brasil; “Lazlo”, de Ehécatl Garage, de México; y “Animales domésticos”, del peruano Brian Jacobs.

El capítulo dedicado a las letras latinoamericanas estará protagonizado por el escritor peruano Santiago Roncagliolo, el mexicano Juan Villoro y los argentinos Eduardo Berti y Ernesto Mallo.

Se rinde homenaje también a la fotografía de la región, con exposiciones de la panameña Rachelle Mozman y del chileno Antonio Quintana.

Y en las noches, en Biarritz resonarán los ritmos de la región, con grupos brasileños, argentinos, peruanos y cubanos, insistió el director del Festival, para hacer incluso más atractiva la ya invitadora programación.