•   NUEVA YORK  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La victoria electoral y llegada de Barack Obama a la Casa Blanca entusiasmó a los militantes de la igualdad racial, pero ningún cambio radical se produjo en realidad en los medios, la moda o la publicidad.

En julio de 2008, unos pocos meses antes de la elección presidencial norteamericana, la edición italiana de la revista Vogue publicó una edición que se convirtió en una referencia realizada con modelos negras. La expresión "Black is the new black" había nacido, es decir "ser negro es el modelo", en referencia al negro como color más clásico de la moda.

"Pero en las innumerables páginas de publicidad que contaba esa edición, todas las modelos eran blancas: nada había cambiado para los anunciantes, cuyo objetivo son clientes que para ellos siguen siendo blancos", explica Jamie Ambler, director creativo en una agencia de publicidad neoyorquina. "Aunque los profesionales de la publicidad votaron en un 90% a favor de Obama y se consideren multiculturales, en el set de producción la mayoría de los negros son choferes y no directores artísticos", agrega. Sobre unos sesenta empleados de su agencia, solo 4 o 5 son negros.

Durante la última semana de la moda de Nueva York, en septiembre, solo un grupo de creadores africanos aportaban una nota "negra" a las colecciones y la cantidad de modelos de color era tan marginal como siempre, en un mundo sin embargo acostumbrado desde los años 70 a celebrar la belleza "afro".  "Ciertamente los prejuicios retroceden, y estamos muy orgullosos de la elección del presidente, pero Estados Unidos sigue siendo un país muy racista", estima Nancy Foner, profesor de sociología de la CUNY, una universidad pública de Nueva York. "Este año no tenemos más estudiantes negros que antes, las inscripciones ya estaban en aumento antes de la llegada de Obama a la Casa Blanca y para poder hacer comparaciones que contrasten es necesario remontar a los años 80", manifestó.

Ebony, la revista especializada en la comunidad negra de Estados Unidos, fundada en 1945 con una circulación de 1,5 millón de ejemplares, publica anualmente en diciembre una lista de los 150 negros más influyentes. La jefa de redacción Henriette Cole se negó a revelar por anticipado los cambios que habrá en 2009 en una lista donde figuran sobre todo deportistas, actores y cantantes famosos, pero también políticos como Donna Brazile o magnates de los medios como Oprah Winfrey.

"No creo que me miren distinto desde que mi presidente es negro", estima Douglas Davis, un diseñador gráfico negro de 33 años. "Siempre perseguí la excelencia artística, siempre trabajé gracias a mi talento y nunca consideré que mi raza fuese un obstáculo. Creo que lo que Obama generalizó es la idea de que se puede ser el mejor sin que el color de piel tenga ninguna importancia", explicó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus