•   Ciudad Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • AP

El papa Benedicto XVI condenó todas las técnicas de fecundación artificial, que en algunos casos "ha transgredido la barrera de la dignidad humana".

En una audiencia concedida a los miembros de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Papa denunció a la ciencia

En su discurso el pontífice señaló la fecundación artificial extra-corpórea y los intentos de clonación como ataques a la dignidad de la persona.

"Los nuevos problemas relacionados, por ejemplo, con el congelamiento de los embriones humanos, con la reducción embrional, con el diagnóstico pre-implantatorio, con las investigaciones sobre las células estaminales embrionarias y con los intentos de clonación humana, muestran claramente cómo, con la fecundación artificial extra-corpórea, se ha roto la barrera puesta por la necesidad de tutelar la dignidad humana", afirmó.

"¿Cuántos seres humanos, en el estado más débil y más indefenso de su existencia, han sido seleccionados, abandonados, matados y utilizados como puro 'material biológico'?", dijo.

"¿Cómo negar que ellos han sido tratados ya no como 'alguien', sino como 'algo', poniendo así en cuestión el concepto mismo de dignidad del hombre?", se preguntó el Papa.

Para el pontífice, la Iglesia católica debe respetar dos criterios fundamentales en ese campo: "el respecto incondicional al ser humano como persona, desde su concepción hasta su muerte natural y el respeto de la originalidad de la transmisión de la vida humana".

El Papa rechazó las acusaciones contra la Iglesia de que se opone al desarrollo científico y aseguró que lo que entiende es "alentar el progreso científico". Al mismo tiempo "siente el deber de iluminar las conciencias de todos, para que el progreso científico sea verdaderamente respetuoso del ser humano", sostuvo.


Las explicaciones dadas por el embajador conformaron al gobierno argentino: ''Fue una reunión muy productiva y que ha servido también para aclarar aspectos que no habían quedado claros, zonas oscuras, por decirlo de algún modo. Fue una muy buena reunión, una reunión muy franca'', aseguró el ministro Fernández.

''Todos sentimos que las cosas empezaron a reordenarse. Aspiramos a tener la mejor relación con Estados Unidos'', destacó el funcionario.

La cumbre ha despertado suspicacias en la oposición.

La ex candidata presidencial y líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, le dirigió una carta al embajador expresándole su ''profunda preocupación'' por la ''posible complicidad'' entre los gobiernos argentino y de Estados Unidos para ''esconder evidencias'' en el caso del maletín.

''La Coalición Cívica cree en la independencia de la justicia, aquí y en cualquier país del mundo, y espera que una denuncia de la gravedad de la producida por el fiscal de la causa, con el objetivo de falsear pruebas para engañar a la justicia argentina sobre el origen y el destino del dinero, no sea una prenda de negociación y complicidad entre su gobierno y el de nuestro país. Esperamos que usted pueda aclararnos estas dudas'', expresa Carrió en su nota.