elnuevodiario.com.ni
  •   Tomado de Prensa Latina  |
  •  |
  •  |

Grupos ambientalistas nicaragüenses, instituciones del gobierno y la Comisión de Medio Ambiente, rechazaron hoy un informe emitido por la Convención Internacional sobre Humedales (Ramsar) respecto a supuestos daños causados por Nicaragua a Costa Rica.

Organizaciones como el Club de Jóvenes Ambientalistas (CJA), la Fundación Amigos del Río San Juan (Fundar), el centro geográfico Alexander Von Humboldt y Fondo Natura, entre otras, protestaron ante lo que consideraron un documento mentiroso de Ramsar.

Puntualizaron que el documento emitido por esa Convención está carente de fundamento científico, ya que fue basado sólo en opiniones de las autoridades costarricentes.

"Este es un documento con sello costarricense, de las autoridades y políticos de esa nación y elaborado sin la visita in situ en el rio San Juan y aparece con fotografías y datos exclusivamente proporcionados por el Gobierno de Costa Rica, lo que lo invalida completamente", manifestó el ambientalista Kamilo Lara.

Los organismos ambientalistas pidieron al Estado nicaragüense que se pronuncie contra este informe que no es más que otro "show ambientalista" montado por la presidenta Laura Chinchilla en aras de su afán expansionista.

Estrategia gubernamental tica
"Este documento responde a la estrategia del gobierno costarricense de ganar más territorio nicaragüense", expresó.

Esta convención, de la cual nosotros somos miembros, asegura, queda totalmente en ridículo y en la incredulidad científica porque la información no fue recabada in situ", insistió Lara.

Añadió que la parcialidad se demuestra todavía más cuando Nicaragua invitó a la comisión técnica de Ransar a visitar Managua para que vieran en el terreno los daños ambientales provocados por Costa Rica en el río San Juan, el cual desde hace más de 40 años recibe dos mil toneladas de sedimento desde los ríos San Carlos y Sarapiquí, ambos costarricenses.

Exigen al gobierno nicaragüense rechazar el documento
Por su parte el diputado sandinista Edwin Castro y presidente de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) en Nicaragua calificó de lamentable que la misión Ramsar al menos no haya hecho un sobrevuelo en la zona porque en la misma se ve la afectación ambiental causada por Costa Rica en los humedales.

"Hemos estado ahí y pudimos ver entre cinco y 10 kilómetros de territorio tico totalmente despalados para convertirlos en zonas ganaderas extensivas para negocios de capitales costarricenses vinculados a políticos costarricenses", denunció Castro.

Por eso estamos demandando al gobierno de que de inmediato rechace ese documento y exija, como miembros que somos de Ramsar, que venga una misión técnica a verificar la situación porque esa declaración es una copia de lo que Costa Rica estaba demandando, agregó.

Norvin Torres, representante de la Fundación Amigos del Río San Juan, mencionó que en el mismo documento se reconoce que la información fue suministrada por el vecino país del sur.