•  |
  •  |

Es la más reciente obra del escritor y poeta Missael Duarte, misma que fue presentada anoche en el Café Concert el Panal.
“Desde una mirada intimista, el poeta Missael Duarte Somoza (Juigalpa,  1977) se busca y descubre otras voces en él, las inscribe con una invocación al erotismo. Pero ésta es sólo la primera parte del recorrido por su libro ‘Lienzos de la otredad’.
La segunda parte contempla la necesidad de explorar la ciudad y  sus ambientes nocturnos”, esta es parte de la descripción que el poeta Francisco Ruiz Udiel (QEPD) escribiera antes de salir el libro.
Erick Aguirre, el autor del prólogo, describe la obra así: “Amor y erotismo como expresiones “otras” de un mismo hecho, o como una forma de fusión del Eros y la Psiquis, por medio de “trazos poéticos” o “trazos de lenguaje” que el hablante de Missael (especie de ciego pintor de palabras) pergeña en un lienzo permanentemente nocturno, como pinturas hablantes que a veces se pierden o se vislumbran lejanas en los “oscuros bares de su memoria”, pero que al final, como los dos cuerpos constantemente evocados, se ofrecen, se postran y consagran en el ritual de una exaltada y ardiente “misa negra”: el lugar sin límites donde absolutamente todo (individualidades y contextos, “yoes” y “nosotros”) se sacrifica en desafuero ante la deidad suprema del amor.
Brevísima versión contemporánea del Cantar de cantares, ‘Lienzos de la otredad’ es también búsqueda del otro, o de la otra, como deseo de encontrar lo perdido, pero que siempre se ha poseído, o como frustrado intento del Ser, de abrazar la otra mitad que le ha sido arrancada. Es también teología de fuego, lógica y pasiones universales, llamas dobles que nunca dejarán cenizas, prosigue el autor.
Mientras el escritor Víctor Ruiz lo simplifica en un artículo escrito por él, donde lo describe como “Más que un compendio de textos dispersos, ‘Lienzos de la otredad’ (2010) es como su nombre lo indica, un tejido de temas y motivos que responden a un único propósito: trazar o dibujar sobre la página en blanco una poética del cuerpo:
I. Cuerpo: desnudo silencio de piedra/sobre la finitud de una cama. II… Sinfonía de colores sin fin en la noche de un lienzo. Esa sinfonía sin fin, resonando en el silencio desnudo de una cama, es el cuerpo edificándose sobre la superficie del lienzo nocturno”. concluye.

Sobre el autor
Missael Duarte Somoza, nació en Juigalpa, Nicaragua, en 1977. En su haber literario ha cosechado triunfos como el segundo lugar en el concurso de poesía convocado por la biblioteca del Banco Central de Nicaragua. Fue miembro del Círculo de Lectores de la Universidad Centroamericana. Ha participado en festivales internacionales de poesía. Obtuvo el segundo lugar en los V Juegos Florales de Centroamérica, Panamá y Belice 2006.
También ha publicado Líricos instantes (Poesía, Leteo Ediciones, 2007), publicado en los suplementos culturales   de los periódicos del país. Fue publicado en la muestra  de poesía Retrato  de poeta  con joven errante (Leteo Ediciones, 2005). En la actualidad, es secretario de la Junta Directiva del Pen Internacional, capítulo Nicaragua.