• Carazo, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Son las cinco y media de la mañana cuando comienzan a llegar los comerciantes al mercado de Jinotepe, y mientras escogen las mejores frutas, verduras y legumbres, lanzan por todas partes lo que está en mal estado y no desean vender, dando inicio a un flujo descontrolado de desechos durante el resto del día.

El mercado de esta ciudad es uno de los focos principales de basura del municipio, que registra una población de 50,000 habitantes, quienes residen en unas ocho mil viviendas, según estadísticas oficiales. Solo en el área urbana de Jinotepe, la municipalidad recoge cada día cerca de 52 toneladas de desechos.

Al mes, el volumen de basura recolectada por la alcaldía es en promedio de 2,904 metros cúbicos.
Para la alcaldía, un problema grave es que solo el 30% de las familias paga por el servicio de recolección de basura, a pesar de que las tarifas por mes son de 20 córdobas en el área central y de 30 córdobas en los barrios más lejanos.

“La municipalidad de Jinotepe, para mejorar el servicio de la recolección de la basura, desde febrero nos estamos preparando para recibir el invierno con capacidad de almacenaje de la recolección de desechos sólidos. Estamos trasladando, evacuando alrededor de 250 toneladas de basura semanalmente al vertedero del cementerio, al vertedero del cuatro, ubicado en la comunidad Ramón Esteban, porque si el invierno se nos viene fuerte y parte los caminos, nos perjudicará”, dijo el funcionario municipal Ramiro López Vargas.

La alcaldía de Jinotepe dispone de cuatro camiones y de un tractor, más 26 operarios que recolectan basura con carretones.

“Regularmente nosotros no tenemos días de descanso, los operarios siempre andan limpiando las calles y las playas”, afirmó López.

El alcalde Óscar Tardencilla pidió a la Alcaldía de Santa Cruz, California, que le donara a Jinotepe un camión compactador de basura, el que ya está en Aduanas y ayudará a mejorar el servicio de recolección de desechos en esta ciudad del suroriente del país.

Hedor y animales cerca de los comedores populares
En el mercado municipal de Jinotepe recogen cada día 26 metros cúbicos de basura, y la tendencia es a que aumente la cantidad, según análisis de la municipalidad, porque el área comercial ha crecido de manera descontrolada. Hace algunos años ocupaba un cuarto de manzana, y hoy abarca casi todo el centro de la ciudad.

“La generación de la basura es excesiva, ya que no existen los depósitos adecuados que estén en la calle, pero nosotros desde la cinco de la mañana iniciamos a limpiar en dos jornadas el sector”, comentó Ramiro López.

Juana Sánchez, quien hacía compras en el mercado de Jinotepe, dijo a EL NUEVO DIARIO que “antes nuestra ciudad era más limpia, pero este mercado genera mucha basura; los mismos comerciantes la botan por todos lados, no hay recipientes para botar la basura, más la falta de cultura de las personas que todo lo que no ocupan lo botan en cualquier lugar”.

Carlos Briceño Acevedo, habitante del barrio San José, se quejó del “hedor, de la basura y de las aguas servidas que los mismos comerciantes botan en el mercado; y cuando uno está comiendo, en el área de los comedores (del mercado) observamos los ratones y cucarachas que se pasean”.

“Esto puede provocar enfermedades a las personas que consumimos a diario productos del mercado, demandamos la visita de los responsables de la comuna y del Ministerio de Salud”, declaró Briceño.

Intendencia no ha solicitado fumigar mercado en 2012
Héctor Ruiz, responsable del área de enfermedades de transmisión vectorial del Sistema Local de Salud, Silais, informó que fumigan los tramos del mercado jinotepino cada vez que lo solicita la intendencia de ese centro de compras, pero este año ni una vez les han pedido hacerlo.

“No tenemos demanda de parte de los responsables (del mercado), pero nosotros acudimos (a fumigar) siempre y cuando ya no esté nadie en las instalaciones, porque se hace de las cinco de la tarde en adelante. Además, se aplica Biorat para eliminar a las ratas e insectos”, explicó.

En la alcaldía de Jinotepe todavía no existe un proyecto para la clasificación de residuos y tratamiento de desechos sólidos, o reciclaje de basura que se puede convertir en fuente monetaria para la comuna, admitió el responsable de servicios municipales.

Diana Calero Espinoza, del Comité de Conservación y Protección del Medio Ambiente de Carazo, afirma que la municipalidad tampoco se ha interesado en hacer jornadas de limpieza, que involucren a la población.

“Necesitamos que en los colegios de todo el departamento, el Ministerio de Educación incluya una clase adicional sobre el análisis de las ventajas y desventajas que deja la basura y las malas costumbres en nuestro medio ambiente. Cada uno de nosotros, con la debida información, podemos reciclar la basura en nuestras casas y convertirla en recursos económicos para nuestras familias, contribuyendo con la limpieza y conservación, y siendo una fuente de ingreso para el núcleo familiar”, comentó Calero.

“Deberíamos concienciarnos y sensibilizarnos ante esta problemática de la basura, y practicar desde nuestras casas, botar la basura en su lugar y no hacerlo donde queremos”, añadió la ambientalista. “Si salimos a pie o en nuestro vehículo, deberíamos buscar una bolsa adicional y después depositarlo en el recipiente más cercano; acostumbrémonos a ser limpios y a proteger el medio que nos rodea”.

En tres ocasiones, la ciudad de Jinotepe fue catalogada “Municipio Azul” por la limpieza de sus calles y playas, pero ha perdido esa distinción por el aumento de los desechos en las vías públicas.