•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Servicio Nacional de Sangre de Cruz Roja Nicaragüense es una red compuesta por cinco bancos de sangre, cuyo objetivo es colectar, procesar, almacenar y distribuir toda la sangre que se maneja a nivel nacional.

Dicha institución debe garantizar el abastecimiento oportuno de sangre segura para todos los hospitales del país, y existe un proyecto para modernizar la eliminación de los desechos, que funcionará el próximo año.

A partir de estas donaciones, se producen alrededor de 150,000 productos sanguíneos útiles para ser transfundidos a los diferentes pacientes que lo requieren. Estamos hablando de paquete globular, plasma y concentrados plaquetarios. Dicha práctica produce desechos que según el doctor René Berríos Cruz, Director del Servicio Nacional de Sangre, son manejados de manera estricta a lo interno de cada banco de sangre.

Cada una de las mencionadas instituciones utiliza utensilios rígidos y bolsas especiales de color rojo, para depositar residuos potencialmente peligrosos o infecciosos, como la sangre o cualquier objeto que haya tenido contacto con la misma, entre ellos, tubos al vacío, pipetas, guantes y agujas.

Desechos centralizados en Managua

Los bancos de sangre de Estelí, Matagalpa, Juigalpa y León, una vez que recolectan sus desechos, los envían a Managua dos veces por semana en un vehículo especial, y son depositados en un cuarto de almacenamiento especial para el siguiente paso, que es la eliminación.

El director del Servicio Nacional de Sangre indicó que en cuanto la recolecta finaliza su proceso y todos los desechos bioinfecciosos son almacenados, recurren a dos vías de eliminación.

“Una de ellas es mediante un acuerdo con los hospitales, principalmente los del Ministerio de Salud, Minsa, que incluyen el ‘Lenín Fonseca’, el ‘Fernando Vélez Paiz’ y el ‘Bertha Calderón’, que son los más cercanos a nosotros, donde incineramos todos nuestros desechos, que no son tantos a la par de la basura municipal”, señaló.

De hecho, el Servicio Nacional de Sangre produce unas 400 libras de desechos a la semana.

Y debido a que algunas veces este procedimiento no se puede realizar porque los incineradores de estos centros tienen cierto límite, y “a veces no tienen lugar para incinerar nuestra basura, entonces usamos la segunda opción”, manifestó la fuente.

Esta consiste en trasladar los desechos, con personal debidamente capacitado y protegido, al basurero “La Chureca”, “donde conseguimos, a través de un permiso que tramitamos desde hace años con la Alcaldía de Managua, un sitio especialmente definido y ubicado en la parte norte, al fondo, donde se hace un relleno sanitario”, explicó.

En dicho terreno se incinera todo el desecho usando combustible, y luego es enterrado y rellenado con la misma tierra socavada.

Proceso más avanzado

Berríos explicó que ambas vías serán sustituidas por una forma más avanzada de eliminación de desechos sólidos, gracias a un proyecto que ya inició la cooperación del Gran Ducado de Luxemburgo --el mismo país que cooperó con los bancos de sangre--, el cual ha estado colaborando con la Cruz Roja Nicaragüense.

Recientemente, la primera fase del proyecto fue finalizada, y la segunda arranca el próximo agosto, y trae consigo la donación de un equipo para el buen manejo de los desechos sólidos.

“Este aparato tiene dos funciones: la inactivación de material biológico y luego la compactación en forma de cubos, los que se podrán votar en cualquier basurero público, porque ya estarán descontaminados”, explicó el director, asegurando que esta es la forma mas moderna de manejar los desechos.

En este orden y pensando en el futuro uso de esta medida de eliminación, se realizó un estudio relacionado con el impacto ambiental y factibilidad, y a raíz de los resultados se hará una especie de consorcio con otros hospitales para que se beneficien con esta nueva y avanzada modalidad, debido a que estos equipos son muy caros en comparación con la cantidad de basura que producen los bancos se sangre, entonces no es rentable usarlos solamente para una institución.

“Esto empezará a funcionar el año próximo, pues debemos priorizar otras cosas relacionadas con el fortalecimiento de los bancos de sangre y el servicio de transfusión”, manifestó el médico.

Anteriormente, comparó el doctor Berríos, cada banco de sangre procesaba sus propios desechos, pero hace unos tres años, se tomó la decisión de centralizar todos los residuos biológicos en Managua para evitar cualquier manejo inapropiado de los mismos, y así llevar un mejor control.