•   Niquinohomo, Masaya  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La población de Niquinohomo está consciente de que los únicos perjudicados con el mal manejo de los desechos sólidos son ellos mismos, por lo que desde sus hogares hacen el esfuerzo por clasificar la basura que recolectan día de por medio los dos camiones existentes en este municipio.

Para Leticia Pérez Almanza, propietaria de un kiosco de venta de bebidas gaseosas en el parque central del municipio, el problema de la basura es que los pobladores tiran los desechos en cualquier lado, pese a que existen lugares para depositarla.

“Antes nos enseñaban que la basura se depositaba en su lugar. Esa costumbre se ha ido perdiendo, porque ahora los chavalos lanzan la basura en el parque, en cualquier lado, y cuando les llamo la atención, me ofenden”, aseguró la comerciante.

Carlos Muñoz Zambrana, otro poblador de Niquinohomo, aseguró que el camión recolector de basura pasaba tres veces a la semana, pero ahora lo hace en dos ocasiones.

“Se necesitan más camiones para recolectar la basura de los barrios del casco urbano. Acá perifonean y advierten a la población que será multada si botan basura en lugares indebidos, pero la comuna debe poner mano dura”, indicó Muñoz Zambrana.

Entierran animales muertos

José Israel Pavón, administrador del basurero municipal, manifestó que el trabajo de las cuatro personas que laboran en ese lugar, es separar el cartón, plástico y vidrio. Además, el operario comentó que cuando el camión llega con animales muertos, realizan hoyos para enterrarlos.

La ciudadana Francisca Tenorio González, llega cada 15 días al basurero a comprar botellas de plástico para luego venderlas a uno de los tres acopios ubicados en Managua.

Marlon Muñoz, Alcalde de Niquinohomo, informó que cuenta con un basurero municipal, ubicado en la calle hacia “Los Cocos”, donde tienen pilas de lixiviar y separación de basura.

“Separamos los sólidos, líquidos, vidrio y plástico. Tenemos un personal de alrededor de 25 personas que trabajan diariamente en el basurero, luego se hace el proceso de elaborar el abono orgánico”, mencionó el alcalde.

El proyecto del procesamiento de la basura, que fue inaugurado en 2009, fue hecho a través del gobierno central y de la cooperación japonesa.

La comuna cuenta con dos camiones para la recolección de basura, se recoge día de por medio, cubren un área del caso urbano y algunos semiurbanos, incluyendo lugares como La Curva, parte de Los Pocitos, Tempisque, en Villa Victoria, y el casco urbano de Las Mercedes, así como la entrada de Las Azucenas.

Según el alcalde Muñoz, la alcaldía subsidia el 90% de la recolección de basura, porque hay personas que pagan solo C$10 o C$20 al mes por el servicio, lo que no alcanza para mantenerlo. Además, tienen unas 35 personas en el área de servicios municipales.

300 toneladas de basura

Niquinohomo recolecta unas 300 toneladas de basura al año, y cuenta con una inversión de un poco más de un millón de córdobas, lo que incluye gastos de mantenimiento de camiones, pago de operarios y de los trabajadores que clasifican la basura.

“En cuanto a los lugares más ‘cochinos’, no te podría mencionar un barrio específico, pero sí te podría mencionar La Estrella, como uno de los más limpios y organizados. Sus pobladores están claros de que aquí el sector más limpio no es el que más recolecta basura, sino el que menos ensucia”, dijo el alcalde.

Marlon Muñoz hizo un llamado a la población niquinohomeña a que no ensucien el municipio, porque lo importante no es cuánta maquinaria se disponga para limpiarlo, sino mantenerlo aseado.

Para concienciar a la población, se hacen campañas en los colegios, en el centro de salud y con los jóvenes organizados, para tratar de evitar que tiren basura a las calles.

Mejorarán servicio

El alcalde mencionó que existe el proyecto de ampliar el basurero municipal, y la compra de un camión más. Sin embargo, la obra más grande es invertir en capacitación para que tomen conciencia de que tienen que ensuciar menos.

El tratamiento de los desechos sólidos ha generado abono orgánico, el cual se vende a algunos productores, y en ocasiones se utiliza para los viveros municipales. También se tiene pensado utilizar parte de lo que se produce en los huertos familiares.

En la entrada de Las Mercedes había un basurero ilegal, pero ha sido bien controlado, por lo que hizo el llamado a la población a evitar lanzar basura en ese lugar.