•   Potosí, Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Potosí es un claro ejemplo de que con poco, pero con ganas, se puede hacer mucho para ganar la batalla a la basura. En este municipio del departamento de Rivas, una carreta halada por una yunta de bueyes realiza la función del tren de aseo en el casco urbano, cuyas calles lucen limpias.

Según el alcalde Cristóbal Leal Tijerino, desde que asumió la silla edilicia en enero de 2009, llevaba en mente combatir el problema de la inmundicia, y el primer obstáculo que encontró fue que no existía un camión recolector de la basura, y que esa función la hacía una carreta halada por bueyes.

“Cuando llegué no existía camión recolector, y menos servicio de recolección de basura en las comarcas más pobladas del municipio, por eso a mediados de 2009 aprobamos la adquisición de un volquete”, con el que por vez primera en la historia municipal se comenzó a “recolectar la basura de las comarcas Calle En Medio, Sabana Grande, Santo Domingo y Apompuá”, detalló.

De acuerdo con el alcalde, la idea era que el camión se encargara de los desechos del casco urbano, pero al final decidieron que el propietario de la carreta, Francisco Rodríguez, continuara con esta concesión para no dejarlo sin trabajo, y porque, además, la población también reconocía su trabajo.

Servicio de bueyes tiene 12 años

Rodríguez, con su carreta y su yunta de bueyes se dedica a eliminar la basura de las calles y hogares de Potosí, desde enero de 2000, cuando el exalcalde René Villarreal le extendió dicha concesión por no existir un camión recolector de basura.

“Mi trabajo le ha gustado a la gente porque me llevo tallos, ramas, animales muertos  y la basura tradicional de los hogares, y la llevamos hasta el vertedero municipal”, expresa orgulloso don Francisco, quien a sus 53 años recorre las calles de Potosí cuatro veces  por semana, y con ayuda de dos hermanos, hace posible la limpieza municipal.

Por su parte, el responsable de Servicios Municipales de la Alcaldía potosina, Jorge Roblero, dijo que Potosí produce 52 metros cúbicos semanales de basura.

Entre la carreta y el volquete se recogen 38 metros cúbicos, y otros 14 metros cúbicos son recolectados en el Ingenio “Benjamín Zeledón”, por la empresa Casur.

Un 80% de los desechos son orgánicos, y una buena parte del resto de desperdicios son absorbidos por los chatarreros que visitan el municipio.  

Ciudadanos son buenos colaboradores

Roblero reconoce que la municipalidad no está sola en la lucha contra la basura, pues la población ha demostrado ser muy buena colaboradora en la tarea de mantener limpio el pueblo.

Según datos de la municipalidad, el 70% de los 14,000 habitantes de Potosí recibe el servicio de recolección, que se traduce en 800 viviendas atendidas.

Sin embargo, no todos pagan los C$20 mensuales que cobra la Alcaldía por el servicio de volquete, mientras que la tarifa de la carreta es de C$25, que el mismo don Francisco se encarga de cobrar.

Mejoraron vertedero

Además de extender el servicio a las comarcas  más pobladas, los planes municipales también implicaron elevar a siete el número de operarios encargados de la limpieza, así como una serie de mejoras al vertedero municipal.

“Con ayuda de la Unión Europea se logró construir el muro perimetral del basurero, cuyo costó fue de C$329,223, de los cuales C$67,482 fueron aportados por la municipalidad”, señaló el alcalde Leal, un funcionario público que no deja espacios a la dudas en su compromiso con el medioambiente, pues paralelamente impulsa jornadas de reforestación, ya que según sus palabras, de esta manera nacen nuevos pulmones verdes libres de la contaminación de los desechos.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus