•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“La basura la producimos todos, por lo que todos debemos estar conscientes de que trae enfermedades, y cuando todos hagamos un esfuerzo por manejarla bien, entonces vamos a encontrar la solución al problema”, consideró el doctor José Medina, director de Salud Ambiental del Sistema Local de Atención Integral en Salud, Silais-Managua.

Medina aseveró que cada nicaragüense produce alrededor de 1.6 kilogramos de basura a diario, y que los hospitales y centros de salud de la capital generan aproximadamente más de tres toneladas de basura orgánica e inorgánica cada día.

“Creo que este es un asunto de educación, que comienza en la vivienda y continúa en la escuela… El día que aquí todos hablemos de ese problema y que entre todos hagamos un esfuerzo para tratar de que ese problema no sea problema, entonces vamos a empezar a encontrarle solución; bien podríamos hacer aquí un día al mes en el cual todo mundo esté, a como dicen los jóvenes, en la onda de la basura”, propuso Medina.

Biodesechos son incinerados

El galeno explicó que la basura orgánica que se produce en todos los centros asistenciales de Managua es sacada y priorizada para su tratamiento por la Alcaldía de Managua, mientras que los desechos peligrosos o tóxicos son incinerados en cada hospital y para ello se reactivaron los incineradores desde 2008.

“Nosotros somos los primeros que sabemos que no podemos botar esos desechos peligrosos en el botadero de Acahualinca (La Chureca), porque allí hay gente que trabaja. Se han hecho cursos de capacitación a todo el personal de Salud, tanto como al que recoge la basura como al que trabaja en las unidades… y se les han dado guantes, mascarillas y delantales para que ellos se protejan, y estamos pendientes siempre de que lo hagan de la mejor manera, para así evitar un peligro o una contaminación”, afirmó Medina.

El funcionario del Silais dijo que los pacientes y personas que visitan los centros hospitalarios en Managua han ido superando el mal hábito de tirar la basura en cualquier lugar, pero consideró que aún se debe mejorar.

¡Cuidado con su salud!

Explicó que la basura en sus diferentes modalidades causa distintos problemas al ser humano. Por ejemplo, señaló que la basura orgánica –desechos vegetales, de comida-- que no es bien tratada y es almacenada en casas particulares, trabajos, negocios o centros públicos, se convierte en criadero de cucarachas y ratones que transmiten enfermedades como la leptospirosis o la parasitosis.

El galeno indicó que la basura inorgánica --bolsas de cartón, plásticos, metales, entre otros-- genera malos olores y daña el medio ambiente cuando no es bien tratada, mientras que la basura tóxica o peligrosa --líquidos inflamables, medicinas y bebidas con ingredientes de sumo cuidado-- que producen algunas empresas y hospitales, pueden dañar la piel de las personas y provocar la contaminación del suelo y el agua.