•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un proyecto  que consiste en aprovechar los desechos sólidos que produce la ciudad de Rivas para obtener energía eléctrica limpia, sacará de la lista de contaminantes al basurero municipal de esta ciudad, y pondrá fin al histórico problema que ocasionan los desperdicios a quienes transitan sobre la carretera Rivas-Veracruz,  y a los habitantes de los caseríos aledaños.

Harry Ibarra, Secretario del Gobierno Municipal de Rivas, afirmó que el proyecto fue presentado por la sociedad Biomasa Investment Nicaragua S.A.”, Binicsa, de capital español  y nicaragüense, la que invertiría C$275 millones para transformar el botadero en productor de energía.

De acuerdo con documentos a los que tuvo acceso El Nuevo Diario, el proyecto tiene  por nombre “Valorización energética de biomasa y residuos mediante oxidación  catalítica en planta de mediana escala”, y el 11 de julio recién pasado, el gobierno municipal, presidido por el alcalde Wilfredo López, extendió la carta de no objeción del proyecto al español y presidente de Binicsa, Luis Vecino Guerra.

Planta de tratamiento

El proyecto contempla la construcción de una planta de tratamiento de biomasa para generación eléctrica, y consiste en la construcción de dos edificios con una extensión de 668.42 metros cuadrados, de 13.50 metros de altura hasta el alero.

La planta tendrá una vida útil de 50 años, y según los documentos en los que se detalla el proyecto, el proceso de catalización se ubicará en el interior de uno de los edificios que estará completamente cerrado, y con el vapor generado se obtendrá la energía.

El proceso incluye seis etapas, iniciando con la preparación de los desechos, alimentación a oxidadores térmicos, oxidación térmica catálica y generación de gases calientes, generación de vapor a través del calor de los gases, y concluye con la generación de la energía eléctrica con el vapor.

Ibarra señaló que el 100% de los desechos sólidos recolectados por la municipalidad serán utilizados por Binicsa, y en este sentido detalló que en la actualidad Rivas produce al día 400 toneladas  de desechos.

“La generación de energía  que Binicsa proyecta producir es superior a los 2 MW”, señaló.

En la carta de no objeción emitida por la alcaldía, se detalla que el proyecto traerá grandes beneficios, “porque dará  solución a los residuos sólidos y ayudará a cambiar la matriz energética”.

Según Ibarra, tanto para el gobierno central como para la municipalidad de Rivas, el tema de la basura y el de la protección al medio ambiente son una prioridad, y, por ende, una vez que Binicsa le presentó el proyecto, y lo analizaron, vieron que era la oportunidad para contrarrestar el problema de la basura.

Estaba en área privada

A la vez, señaló que uno de los obstáculos que le impedía hacer inversiones en el basurero, es que estaba en terrenos de una cooperativa, “pero este año, en el presupuesto se incluyó una partida de C$413,000 para la compra del terreno y así poder avalar el proyecto”.

Uno de los problemas históricos del basurero es que está a la orilla de la carretera Rivas-Veracruz, y carece de trincheras que eviten que la basura se riegue por todos lados, y por ende, durante la época lluviosa las corrientes arrastren los desechos hasta donde nace  el río de Oro, que desemboca en el Cocibolca.

Asimismo, el humo  que emana durante las quemas afecta a los lugareños y transeúntes, pero con la ejecución del este proyecto estos problemas serán cosa del pasado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus