•   San Juan de Oriente, Masaya  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un solo camión se encarga de recolectar unos 63 metros cúbicos de basura semanales que generan los hogares del casco urbano de San Juan de Oriente, municipio que se distingue por la fabricación de cerámica.

Los pobladores reclaman a las autoridades por el servicio irregular de recolección de basura, que los obliga a acumular grandes cantidades de desechos en sus casas.

Según afirman, está programado que el camión recolector pase los lunes, miércoles y viernes, “pero a veces pasa una vez la semana, ¡y se puede imaginar cuánta basura se acumula en el día, y más cuando hay animales domésticos!”, expresó doña María Tardencilla.

La pobladora también se queja de la capacidad con que cuenta la administración de su municipio para mantener limpias las calles.

“Los pobladores sufrimos cuando hay festividades. Por ejemplo, para las celebración del 14 y del 15 de septiembre no pasaron los trabajadores de la comuna, y a mí se me acumularon unos 10 sacos (de desechos), y ¡(viera) aquella putrefacción de las cáscaras de naranjas y de otros desperdicios!”, comentó Tardencilla.

De acuerdo con lo que refieren los habitantes de este municipio de artesanos, la comuna pasa apuros por garantizar el servicio de tren de aseo.

El camión que tiene dicen que ya está “destartalado”, y cuando falla deben ingeniárselas para brindar el servicio, e incluso a veces alquilan un camión a una ferretería o prestan alguno a alcaldías vecinas.

A bordo del camión recolector siempre andan cuatro personas, además de quienes asumen la tarea del barrido de las calles adoquinadas.

Un camino de tierra conduce al vertedero municipal localizado en la comunidad Los López, kilómetro y medio al sur del Cementerio de San Juan de Oriente.

Municipalidad sin recursos

Francisco Calero Hernández, responsable de Recursos Humanos de la Alcaldía de San Juan de Oriente, asegura que la municipalidad hace esfuerzos por garantizar que trabaje el camión que recolecta la basura en ocho barrios --urbanos y semiurbanos--, pero señala que disponen de recursos limitados.

“Se necesita un camión (más) y más personal, porque hay lugares que son largos y el usuario produce mucha basura”, aseguró el funcionario.

Calero Hernández reconoció que cuando el viejo camión se daña, la alcaldía se ve obligada a solicitar prestado algún medio a sus vecinos de Niquinohomo.

No hay cultura de pago

Por su parte, César Javier López, del área de Recaudación de la Alcaldía de San Juan de Oriente, expresó que los habitantes de este municipio tampoco los apoyan pagando los C$20 fijados como tarifa mensual por el servicio de recolección de desechos domiciliares.

“No hemos querido aplicar mano dura, porque siempre se tiene la esperanza de que los deudores se acerquen a la alcaldía para hacer arreglos de pago. Acá se ha dispensado multas, pero creo que vamos a pensar en usar los mecanismos judiciales”, manifestó el jefe de recaudación.

“Los pobladores deben hacer conciencia, porque si nosotros suspendemos el servicio de recolección de basura, los perjudicados son ellos, porque atraería enfermedades. Les invitamos a que se acerquen a efectuar arreglos de pagos, porque el mantenimiento del único camión es caro y sale de sus pagos”, comentó López.