•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La basura es un tesoro, reza una frase, pero en Nicaragua es una incipiente industria que genera millones de dólares en exportaciones, aunque según cooperativistas y expertos en temas ambientales, si hubiese capacidad instalada para transformarla, las ganancias y los beneficios para el ambiente serían mayores.

Según datos de los organismos ambientales, apenas entre el 6 y el 7% de los desechos se aprovechan en el país, a pesar de que tanto lo orgánico como lo inorgánico pueden ser reciclados.

David Narváez es una de las personas que se mueven en la naciente industria del reciclaje. Hace unos años era uno de los más de 1,000 recicladores del vertedero municipal de Managua; La Chureca.

Ahora es el presidente de la Red de Emprendedores Nicaragüenses del Reciclaje, Rednica, una empresa que se encarga de transformar 1,600 toneladas de desechos anuales en todo el país.

Para Narváez el reciclaje comenzó como una opción de subsistencia, pero después detectaron que con la reutilización de los desechos contribuían a la preservación del medioambiente, en un país cuya población tiene el mal hábito de ensuciar.

Narváez señaló que la idea de reciclar no es solo aspirar a un cambio de vida del “pepenador” (de desechos), sino evitar que la basura se incinere y afecte el medioambiente, y, además, que no brinde mal aspecto a las ciudades y municipios, al ser acumulada en las calles.

“Los US$46 millones que genera el reciclaje al país no lo mueven las empresas, sino los recicladores. Nosotros andamos en la calle a través de la cooperativa. Somos promotores del medioambiente con el trabajo que hacemos. La cultura nuestra es de tirar la basura, todo va a parar a los cauces, las calles”, explicó Narváez.
Aumentar el reciclaje

Según datos del Fondo Nacional de Reciclaje, Fonare, en Nicaragua hay más de 10,000 recicladores. De ellos, 3,500 están afiliados a Rednica, pero la meta es triplicar la cifra para lograr recoger la totalidad del cartón, aluminio, bronce, cobre, vidrio, papel y plástico, que se encuentra en las más de 5,200 toneladas de basura que diariamente produce el país.

Los municipios Bluefields, El Rama, Estelí, Matagalpa, Jinotega, León, Tipitapa y Ciudad Sandino, son parte de las zonas en los que Rednica recicla, siendo el Caribe el segundo punto donde más recogen materia prima, después de Managua.

“Se recicla de todo, pero no todo te lo compran. El plástico, por ejemplo, solo hay una empresa que te lo compra”, indicó Narváez, quien agregó que de este material se recoge la mayor cantidad, es decir, unas 2,000 toneladas del total, con un promedio de 10 toneladas por día.

Agregó que otro material abundante en el país es el vidrio, pero que es la materia prima con menor precio en el mercado, apenas C$10 el quintal, cuando en otros países centroamericanos el precio base es de US$3. La diferencia es que en Guatemala, Costa Rica y Panamá hay empresas que perciben millones por procesar la materia prima.

Los materiales que se venden a un mayor precio son los envases plásticos, a C$6 y a C$7 el kilo, el cartón entre C$70 y C$110 el quintal, el papel de oficina en C$240 el quintal, y el cobre en C$55 y C$60 por libra.

El presidente de Rednica aseguró que la basura sigue siendo un problema, porque apenas el 6 o el 7% de esta se logra captar para reciclarla, por falta de capacidad para transformarla.

Víctor Arias, “pepenador” y presidente de la cooperativa de reciclaje Guardabarranco, indicó que han firmado convenios con las alcaldías para captar mayor cantidad de desechos, pero aún así, mientras no haya una planta procesadora, las ganancias seguirán siendo mínimas y la basura continuará siendo el mayor problema en el país.

“Nosotros podemos hacerlo, recoger toda la basura, hemos dicho que todo se puede reciclar, pero no hay capacidad para transformarla”, insistió Arias.
Rednica ha optado por convertir en adornos, bisutería e insumos de trabajo aquellos materiales que no logran vender.

Se puede ganar más

El ambientalista Kamilo Lara, Presidente del Fonare, indicó que el retraso de Nicaragua en temas de reciclaje radica en la falta de infraestructura y de maquinaria para procesar la basura.  

“Aquí solo se acopia. Solo tres industrias compran la materia prima, somos grandes exportadores, solo eso, a pesar de que esto es un importante motor de la economía. Nosotros calculamos, además, que unas 18 empresas le compran a los minoritarios para exportar (material reciclable) a El Salvador, Guatemala, Costa Rica, Chile, Perú, Estados Unidos y un poco a China”, resaltó Lara.

Asimismo, detalló que el 60% de la basura que produce el país es orgánica, y el resto (40%) inorgánica, pero el aprovechamiento es ínfimo en comparación con otros países que reciclan hasta un 80%.

“Lo inorgánico casi no se aprovecha, a pesar de que puede funcionar para abono. Esto por falta de educación de la población, que no separa la basura, no se recicla, porque la gente no quiere tocar los desechos, pero si se hiciera, sería un boom económico”, finalizó el ambientalista.