•  |
  •  |
  • Redacción Central

Tal y como estaba previsto, el Papa Benedicto XVI abandonó hace unos momentos la Ciudad del Vaticano, abordo de un helicóptero que lo trasladará hasta Castel Gandolfo, a 25 kilómetros al sur de Roma, mientras repicaban las campanas de todas las basílicas de Roma.

Minutos antes, en medio de aplausos, el Pontífice fue despedido en el Patio de San Dámaso y luego abordó un vehiculo negro para ser escoltado hasta un helipuerto de la Santa Sede.

Las campanas de toda Roma y del Vaticano comenzaron a repicar desde antes de que el helicóptero alzara vuelo.

Benedicto XVI se convirtará dentro de tres horas en el Papa Emérito, una vez que se haga efectiva su renuncia oficial a las 8:00 p.m. hora de Italia, (1:00 p.m.) en Nicaragua.