•   Ciudad de México, México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Conferencia del Episcopado Mexicano, CEM, animó hoy a los católicos del país a que se unan en oración a Dios para que conceda un nuevo pontífice "según su voluntad".

"La CEM invita a los católicos de México, así como a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, a unirnos en oración, rogando al Señor que, por intercesión de Santa María de Guadalupe, nos conceda un nuevo Pontífice según su voluntad", dijo el secretario general Eugenio Lira, que leyó en rueda de prensa un comunicado.

Lira aseguró que quienes han recibido "el gran don de la fe" saben que la elección del Papa, "aún contando con la mediación humana, está en última instancia en manos de Dios".

Al cardenal que sea elegido desde ahora le "expresamos nuestro amor, respeto, obediencia y fidelidad", apuntó.

Hoy comenzó en la capilla Sixtina de El Vaticano el cónclave en el que 115 cardenales procedentes de 50 países elegirán al 266 papa de la historia de la Iglesia, que sustituirá a Benedicto XVI.

La primera "fumata" fue negra, es decir, ningún purpurado logró los votos necesarios para ser elegido como el máximo jerarca del Catolicismo.

En numerosas iglesias y diócesis de México se han organizado jornadas de oración, misas para pedir por la elección del pontífice, así como rezos del rosario en conjunto, entre otras actividades, indicó Lira.

Al responder a los periodistas sobre el perfil del próximo Papa, dijo que tiene que ser un creyente "que ayude a creer" y "un hombre con un bagaje intelectual y cultural" que le permita continuar el diálogo con las demás disciplinas cristianas, religiones, la cultura, la ciencia, la tecnología y también con los agnósticos y no creyentes.

"Que sea un puente que nos conduzca al encuentro con Dios y que ayude a las personas y a los pueblos a estar más unidos, a ser más solidarios, a empeñarse en un desarrollo integral del que nadie quede excluido favoreciendo la cultura universal de los derechos humanos, la justicia y la paz", añadió.

Preguntado por si el nuevo pontífice debería enfrentarse con los casos de pederastia que han salpicado en los últimos tiempos a la Iglesia, Lira señaló que "quien gobierna una institución tiene que garantizar la seguridad en todos los aspectos y el respeto a las personas".

"Es un problema que no es exclusivo de la Iglesia católica, es un problema de la sociedad y los sacerdotes salen de la sociedad", añadió.

En su opinión, este no es uno de los peores momentos de la Iglesia católica, "sino todo lo contrario".

"Una institución en decadencia no llamaría la atención de los medios del mundo entero", dijo en relación al cónclave al que han acudido centenares de medios de comunicación.