• Nov. 21, 2017, media noche

La fibra es un carbohidrato que no se digiere, no aporta calorías y pasa casi  íntegro a lo largo del tracto intestinal ejerciendo algunos efectos. 

Puede ser “fibra insoluble”, que no se disuelve en el agua, se encuentra en los semillas, cereales, panes y pastas integrales, tiene la propiedad de hidratarse en el tracto digestivo ganando cierto volumen y facilitando el tránsito intestinal sin sufrir ninguna modificación por  la flora intestinal o bacterias del tubo digestivo.

La “fibra insoluble” es la que encontramos en las cáscaras de las frutas, vegetales, leguminosas y cereales como la cebada y la avena, tiene la propiedad de modificar su estructura en presencia del agua y al entrar en contacto con esta, forma un gel que facilita el movimiento intestinal y además es fermentada por  la flora intestinal generando gases y algunas sustancias que proporcionan energía. 

Consumir fibra es realmente importante porque:

Tiene cero calorías

La fibra es poco metabolizada a nivel intestinal solo aporta 2 calorías por gramo, es una cantidad despreciable así que se consume, da beneficios, plenitud y no se acumula en el organismo.

Quita el apetito y da saciedad

La fibra se hidrata en el tracto digestivo, más la soluble que la insoluble por esta razón aumenta su volumen y produce distensión del estómago dando la sensación de “estar lleno”,  controlando el apetito.

Ayuda en la disminución de peso 

A la hora de querer bajar peso consumir alguna fibra antes de cada comida y complementar el plato con ensaladas, vegetales y frutas da la ventaja de eliminar el hambre, pero también satisface sin aportar calorías. Por otro lado ejerce efectos metabólicos (los veremos más adelante) que ayudan a que el metabolismo pueda quemar los nutrientes sin acumularlos en forma de grasa.

Mejora el tránsito intestinal y el estreñimiento

El consumo de fibra facilita los movimientos intestinales, además que favorece la limpieza digestiva ayudando a eliminar desechos de forma regular y también dando suavidad a la materia fecal, proceso que es indispensable para eliminar toxinas y evitar trastornos como las hemorroides, diverticulitis y prevención del cáncer de colon entre otros.

Controla los niveles de azúcar en sangre

 La fibra hace que la absorción de sustancias como los carbohidratos sea más lenta, esto tiene efecto a nivel metabólico en dos momentos, uno, al evitar la elevación marcada de los niveles de glucosa en sangre, controlando de este modo la diabetes, y dos;  favorece que el cuerpo genere respuestas de insulina más lentas y por esto se pueden quemar mejor los carbohidratos acumulándose menos como grasa y disminuyendo el hambre.

Mejora los niveles de colesterol y triglicéridos

La fibra disminuye la absorción de las grasas y  secuestra bilis proveniente del hígado, así estimula  la producción de dicha sustancia y para esto se usan grasas que están en la sangre.

Consumí fibra con regularidad y disfrutá de sus beneficios a todo nivel!!!.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus