• Nov. 23, 2017, media noche

Mayores ganancias, clientes leales y colaboradores comprometidos son algunos de los objetivos de cada organización que ha adoptado el concepto de la cadena de valor del servicio. Es bien sabido que las ganancias y crecimiento a largo plazo y sustentable derivan de la lealtad del cliente. La lealtad proviene de las experiencias positivas del cliente y esas experiencias las crean de forma constante solamente los colaboradores que están comprometidos. 

Al final, el éxito de la cadena es impulsado por un liderazgo excepcional en el que desde los líderes a nivel directivo hasta los de primera línea aprecian la importancia de cada colaborador estableciendo sistemas y creando una cultura que les proporcione una experiencia positiva. 

Esto hace que sea especialmente alarmante que los estudios recientes continúen sugiriendo que el desempeño de los líderes en muchas organizaciones aún tiene un largo camino que recorrer.

Los hallazgos que presentamos aquí se basan en una encuesta en línea del 2016 realizada a más de 3,300 colaboradores mayores de 21 años de tiempo completo de una sección representativa de industrias, diferentes tamaños de compañías y puestos; desde colaboradores hasta directores ejecutivos en 14 países en cuatro regiones.

En el “Informe sobre el estado de la fuerza laboral de EE. UU”. que publicó Gallup en 2017, solo el 13% está totalmente de acuerdo con que el liderazgo en la compañía se comunica de forma efectiva con el resto de la organización.

Solo el 15% de los colaboradores está totalmente de acuerdo con que el liderazgo en sus compañías los hace sentir entusiastas acerca del futuro. 

En otro estudio, solo el 23% dijo que sus líderes, en general, son efectivos (Ketchum Leadership Communication Monitor, 2016).

Las estadísticas como estas hacen que los equipos de liderazgo de opinión formulen preguntas difíciles. No es la falta de recursos y esfuerzo: las corporaciones en EE. UU., nada más, gastan miles de millones de dólares en capacitación de liderazgo cada año. De hecho, ¿podría ser que se ha puesto énfasis en componentes de liderazgo erróneos que creen experiencias de primera para los colaboradores?

Todos los seres humanos tienen un área ciega física, un punto en nuestro campo de visión en cada ojo que simplemente no puede ver. Un estudio reciente realizado por Dale Carnegie sugiere que los líderes y los equipos de liderazgo también tienen un área ciega. Cuando se trata de comportamientos clave que motivan e inspiran a los colaboradores a dar lo mejor de sí, con frecuencia vemos que los líderes tienen un mal desempeño. 

El objetivo principal de este estudio de liderazgo entre culturas era identificar las características clave que motivan e inspiran a las personas en Estados Unidos y en todo el mundo. La encuesta pedía a los encuestados a que seleccionaran de unos pares de características de liderazgo positivas que los pudiera inspirar y motivar a dar lo mejor de ellos en el trabajo.

También se les preguntó qué comportamientos del liderazgo de su jefe inmediato son los más importantes y que calificaran el desempeño de su jefe con base en esos comportamientos. Los encuestados también nos dijeron hasta qué grado pueden confiar en sus líderes en ser fieles con ellos mismos y los demás; y finalmente, ellos reportaron su nivel de satisfacción en su trabajo y sus planes de permanecer en su compañía. 

Aunque hubo algunas diferencias entre los países y regiones, los datos revelaron un número de similitudes en la forma en que los colaboradores piensan acerca de sus líderes y las características de liderazgo en general.

El liderazgo es una disciplina compleja que requiere visión, pensamiento estratégico, inteligencia financiera y mucho más. 

“Los gerentes les dicen a las personas qué hacer, mientras que los líderes les inspiran para hacerlo.” – Jeff Weiner, CEO LinkedIn 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus