• Dic. 19, 2017, media noche

¿Se les hace familiar este refrán popular? Pues en esta época de fiestas es bastante útil ponerlo en práctica para quemar parte de las calorías que se consumen de más y evitar lamentos cuando regresemos en enero a la realidad.

En días pasados les compartía qué podíamos hacer para evitar consumir exceso de calorías, ahora lo que quiero mencionarles es lo que resulta  para poder compensar los extras que ya nos comimos.

1Desorden puntual : las fiestas son días y momentos puntuales, el desorden con la comida más calórica generalmente es para la cena de 24 y 31, el almuerzo del 25 y algún extra el 1 de enero, obviamente habrá otras reuniones, pero aquí el autocontrol y dejar el desorden para momentos muy específicos es lo ideal. La moderación es una buena compañera en estos días, por lo menos si hay calorías extras que las porciones sean menores. Si controlas la mayor parte de los tiempos de comida, los resultados no serán alarmantes cuando las fiestas pasen.

2 Asegura un buen funcionamiento intestinal: facilitar una adecuada limpieza intestinal es fundamental, implementa consumir mayor cantidad de fibra, linaza, chía, afrecho o alguna fibra natural que asegure eliminar los residuos intestinales. Por otro lado, mantén el té de manzanilla, menta y anís para luego de los tiempos desordenados, esto facilita que la digestión sea más liviana y así el tracto intestinal no se resiente tanto con los extras que ingerimos.

3 Días de limpieza luego de los días más desordenados: luego de un gustazo… terminen el dicho popular. Considero que luego de un exceso, ponernos en orden con comida más liviana es muy útil. Sugiero frutas con cereales en la mañana o frutas con torta de huevo con vegetales, sin agregar embutidos, abundante agua y tés calientes, meriendas con manzana verde o batidos de piña con apio para eliminar el exceso de agua acumulada. Deja pollo o pescado a la plancha con tortilla (opcional) y vegetales más ensaladas abundantes y en la noche alguna ensalada de pollo con vinagreta o sopa de pollo con muchos vegetales, tu cuerpo agradecerá que le des tregua y chance de “tomar aire”.  

4 Abundante agua: el agua y los tés calientes son muy útiles cuando de excesos se trata, aparte de restaurar la hidratación también facilita saciar el apetito y disminuir calorías provenientes de los líquidos, si tienes clorofila puedes usarla y te sentirás menos pesado(a).

5 Movimiento extra y descanso obligado: suena contradictorio pero es muy útil, moverse lo más que se pueda en el trabajo, en la casa, caminando, haciendo oficios domésticos, bailando en las fiestas, paseando con las visitas y además durmiendo y descansando lo más que se pueda en cuanto sea posible. Nuestro cuerpo requiere de ambos para estar saludable.

Recuerda que evitar los excesos y tener moderación es una buena decisión para vivir las fiestas sin comprometer la salud.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus