• Ene. 9, 2018, media noche

¿Se te olvidó incluir en los propósitos del 2018 tener una vida más saludable? Te invito a  tenerlo en cuenta, pues cuando nos cuidamos y estamos sanos aparte de sentirnos bien por ser una prioridad dentro de nuestras propias vidas, podremos disfrutar de salud para poder cumplir las metas y objetivos que nos hemos trazado.

A veces no sabemos por dónde arrancar y por esto quiero compartir algunos consejos.

Limpia: arrancar el año haciendo limpieza es fundamental, esta limpieza debe ser completa desde  regalar lo que no usamos, ordenar nuestra mesa de noche como también despejar la refrigeradora de todas las sobras utilizándolas para preparar platillos saludables como ensaladas, sopas, tacos (sin freír) con pavo o con cerdo desmenuzado o usar los restantes de relleno para preparar vegetales como tomates, chiltomas o ayote de mantequilla. La limpieza también debe ser corporal, así que a comer saludable, tomar mucha agua, eliminar los embutidos y enlatados, fortalecer el consumo de vegetales, frutas y ensaladas, y ayudar a nuestro cuerpo a volver al equilibrio, luego de los “extras” de las fiestas.

Ordena: cuando les aconsejo ordenar me refiero a “rayar el cuadro” en distintos aspectos, enfocando las mejoras que debemos hacer para lograr un estilo de vida sana. Recordemos que debemos puntualizar en :

Mejorar el horario de sueño y que este sea reparador y de buena calidad.

Iniciar práctica rutinaria de actividad física 

Mejorar los hábitos de alimentación

Generar cambios para combatir el estrés y realizar actividades que nos permitan sentirnos bien.

Teniendo claro en dónde vamos a trabajar es necesario asegurar las condiciones para poder hacer los cambios, organizar la rutina nocturna para favorecer acostarnos más temprano, buscar un espacio en la semana para practicar algún hobbie, hacer el listado de los malos hábitos de alimentación que debemos cambiar y así buscar la manera de mejorarlos:  si tomas muchas bebidas dulces te aconsejo consumir más agua, si hay muchas frituras pues es ideal buscar alimentos asados, a la plancha o cocidos, si comes pocas ensaladas pues habrá que buscar la manera de comer más vegetales y combinaciones apetitosas que nos permitan fortalecer su consumo. Revisar el clóset y buscar la ropa de ejercicio, los tenis y tener listo todo para arrancar así sea paseando a tu bebé o a tu mascota. Todos estos pequeños cambios van haciendo el camino para lograr un estilo de vida más sano. 

Programa  nuestro cerebro requiere mensajes claros, por esto: 

Agenda tu horario de ejercicio y reserva un presupuesto para ello.

Programa un menú saludable de comida casera, ordenada y estructurada para no andar inventando y resolviendo con “cualquier cosa “. Si programas tus compras con un menú ahorrarás mucho dinero.

Escoge un horario para leer, cantar, bailar y practicar aquella actividad que te hará sentir mejor.

Deseo que el 2018 sea un año para que decidas tener una vida más saludable.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus