• Mar. 20, 2018, media noche

La hipertensión es una enfermedad muy frecuente en nuestro país y esta época de verano puede modificar algunos aspectos y generar alteración en el control de dicha condición.

Muchas personas hipertensas asumen que por no tener ningún síntoma están bien controladas y esto no es cierto. Recordemos que la hipertensión también es denominada como “asesina silenciosa” y sin ninguna manifestación aparente está causando estragos en distintos órganos como el corazón, el riñón, y hasta en el sistema circulatorio. Cualquier alteración en el equilibro corporal puede también descontrolar los niveles de presión arterial. Algunas condiciones que pueden descompensar la presión arterial son: la deshidratación, la retención de líquido, el aumento de temperatura ambiental y mayor ingesta de sal en la alimentación.

¿Qué precauciones debemos tener en estos días de calor si tenemos hipertensión?

Se debe establecer una rutina a la hora de consumir los medicamentos antihipertensivos. Se deben tomar diariamente, a la misma hora y aunque no haya algún síntoma o molestia.

Lo ideal es controlar la presión arterial diariamente o por lo menos tres veces por semana en casa, así se puede conocer si realmente con la dosis de medicamentos se está logrando el control de esta condición.

Mantener un buen estado de hidratación a base de agua y bebidas que no tengan gran cantidad de azúcar es fundamental para el adecuado control de la presión arterial. La cantidad de  2.5 a 3 litros de agua es lo ideal. Sugiero vigilar que se orine por lo menos 4 a 5 veces al día y que la orina se mantenga clara.

Recordar que las bebidas gaseosas y las rehidratantes aportan sodio, por esto su consumo debe ser limitado.

Incluir agua de jamaica, batidos con piña y apio o té de naranja agria o canela, pues ayudan a eliminar líquidos del cuerpo por ser diuréticos naturales y facilitan el control de la presión arterial.

Las personas que tienen hipertensión deben mantener una alimentación donde se controle la cantidad de sal que se ingiere, por esto se debe evitar consumir: chips, chiverías, sal en las frutas como mangos y jocotes, embutidos, enlatados, sardinas, etc.

Recordar que los quesos son una fuente importante de sal y muchas veces se consumen en abundancia, para acompañar las comidas o preparar platillos como la sopa de rosquillas.

Todas las personas en general y sobre todo quienes tienen hipertensión deben tener cuidado con la exposición al sol. Lo ideal es hacerlo evitando el periodo entre 10:00 a.m. y las 3:00 p.m.

Los mariscos en general dentro de su contenido almacenan mucho sodio, su consumo debe ser moderado y si se pueden enjuagar bastante se elimina parte de su contenido de sal.

El ejercicio suave, la caminata, nadar o jugar en la playa ayudan a que nuestro organismo esté más saludable, mantenga un ritmo de actividad física durante los días de descanso.

Mantener el control de la hipertensión durante todo el año es ideal para evitar complicaciones posteriores.