• Mar. 27, 2018, media noche

Muchas personas están planeando salir en estos días libres fuera de casa y estos viajes implican tener que comer fuera, bien sea en hoteles, restaurantes o preparando alimentos y platillos en el lugar en donde vayamos a estar.

Así estemos fuera de casa debemos mantener ciertos principios básicos para seguir con nuestro estilo de vida saludable a pesar de que las circunstancias cambien.

Dentro de este contexto te comparto ciertas “cositas” que debes llevar a estas vacaciones sin falta:

1 Menú con lista de comidas para consumir

Hacer un listado de los tiempos de comida que consumirás fuera de casa y las opciones para comer, es muy práctico, ordena y ahorra costos. Este menú se debe preparar de acuerdo con los gustos de las personas, las facilidades para cocinar, con variedad y practicidad para poder disfrutar. El menú debe ser balanceado, con buena cantidad de proteínas e incluir vegetales y ensaladas para mantener la ingesta de fibra y de antioxidantes de calidad. Evitar el exceso de enlatados y comida sintética es indispensable, pues aportan mucho sodio, químicos y preservantes. El menú es muy útil y facilita que solo gastes lo necesario.

2 Agua

Es indispensable en esta época de calor mantenerse hidratado y hacerlo con bebidas simples y sin azúcar, el agua es la mejor opción así que debe priorizarse sobre cualquier otra bebida. Si deseas cambiar el sabor puedes agregar gotas de limón, naranja, mandarina o cítricos para variarlo. Si llevan suficiente agua de inmediato el consumo de bebidas dulces será más limitado y esto es lo ideal.

3 Frutas

Estas son vitales y no pueden faltar. Pueden acompañar el desayuno, como meriendas, para después de un buen baño en el mar, para quitar el antojo de dulce. Estas hidratan y aportan vitaminas y minerales. Aprovecha las de temporada, prepara ensaladas de frutas o escoge las de fácil transporte como el mango, jocote, guayaba, piña, sandía, que se mantienen bien a pesar del clima cálido.

4 Opciones para “picotear” saludables

Cuando estamos fuera de casa se nos antoja estar picando, por esto hay que buscar opciones naturales, a base de frutas, vegetales (con algún dip o salsa) o de proteínas (atún, ceviches, pasta de pollo, minibrochetas, salchichas). Estas opciones son llenadoras que no aportan sal, conservantes y preservantes, son fáciles de llevar y preparar, y lo mejor de todo es que son súper sanas.

5 Gallopinto

Este alimento súper típico no se puede quedar. Congelado, para preparar o también para calentar, el que se compra listo en el área de lácteos del supermercado. El gallopinto es muy versátil y se puede consumir en cualquier tiempo de comida sacándonos de apuros y aportando todos los nutrientes de calidad que tiene.

Disfruta de tus vacaciones cuidando tu salud y la de tu familia.