• Abr. 10, 2018, media noche

Hace unos años aparece un nuevo método que ayuda a bajar de peso y es el ayuno intermitente… Se ha hecho cada vez más popular y es por eso que quiero hacerles mención de qué se trata.

Cuando hablamos de ayuno intermitente es un modelo de comer que va por ciclos, quiere decir que hay periodos en los que se come alternado de periodos en los que se hace ayuno.

El diseñador de este sistema argumenta que es un método en el que se baja de peso, se ayuda a eliminar toxinas del cuerpo, se pierde porcentaje de grasa corporal, se disminuyen niveles de colesterol y de azúcar en sangre.

Como en todo, hay profesionales que piensan que es un método poco seguro que no aporta beneficios a largo plazo, sin embargo, hay testimonios con resultados bastante prometedores.

El ayuno intermitente puede hacerse de 3 maneras diferentes:

Método 16/8:

Este método hace referencia a ayunar por 16 horas y comer las otras 8 horas del día, dentro de las 16 horas se incluye el periodo de sueño y el resto del tiempo se puede consumir agua, té caliente, infusiones variadas calientes o frías y café. Las comidas deben ser balanceadas y saludables. Es muy útil para las personas que se saltan el desayuno y luego pueden comer desde el mediodía hasta las 8:00 de la noche. Se realiza durante toda la semana.

Dieta 5:2:

Este tipo de ayuno indica que durante 5 días de la semana se come normal y 2 días de la semana se consumen máximo 500 a 600 calorías. Estos días deben ser separados. Un día de ayuno de este tipo podría incluir un omelete de claras de huevo con vegetales, almorzar un pescado con vegetales y ensalada con limón y sal, para la cena una sopa de vegetales con una ensalada. De forma libre bebidas que no aporten calorías.

Comer, parar, comer:

Este tipo de ayuno consiste en alternar días en los que comes libremente durante 24 horas y días en los que solo consumes líquidos que no tengan calorías y café.

Al iniciar cualquiera de los tres esquemas puede haber hambre y ansiedad que se regulan y controlan en pocos días.

Para obtener los beneficios de cualquiera de las tres opciones es necesario que se ejecuten de forma adecuada. Se recomienda el acompañamiento con un médico o especialista para asegurar el bienestar antes y durante los días o periodos de ayuno, lo importante es que en los periodos donde se come no haya compensación o anticipación con “atracones” de comida previos o posteriores al ayuno.

Considero que para algunas personas podría ser una forma atractiva para ordenar su estilo de vida, sin embargo, para otros puede estar contraindicado por condición de salud o simplemente no ser cómodo, pues se genera mucha hambre, debilidad , dolores de cabeza, etc.
Lo importante a la hora de querer bajar peso es hacerlo con estrategias que se adecuen al propio tipo de vida y que aseguren bienestar y buena salud.