• Mayo 3, 2018, media noche

El cambio es una constante en los negocios de hoy; de hecho, es lo único que está garantizado. Sin embargo, si es tan común, ¿por qué tantas organizaciones no se anticipan? La gran mayoría de las empresas espera que los colaboradores de entrada abracen las iniciativas impuestas de los cambios.

Una de las mayores oportunidades de mejora en las empresas, al momento de atravesar por una transformación, es esperar que la reacción de todo el mundo sea similar a la suya. Así que es importante entender que independientemente del catalizador para el cambio, serán tus colaboradores quienes determinarán el logro exitoso, si los colaboradores: no confían en tu liderazgo, no comparten la visión de la organización, no creen en la razón del cambio -no lograrás exitosamente ningún cambio– independientemente de lo brillante que sea la estrategia.

Todos sabemos que el cambio es un proceso inevitable de la vida que afecta de alguna manera las formas de hacer y actuar, pero es algo que a veces es necesario llevar a cabo; sobre todo hablando del actual escenario de negocios que exige estar preparado y responder ágilmente para seguir siendo competitivo en el mercado.

Según la consultora McKinsey & Company, 70% de los programas de cambio falla en su intento de alcanzar sus metas, en gran medida debido a la resistencia de los colaboradores y la falta de apoyo de un experto en gestión.

Abordando el tema de la gestión del cambio, tomando en cuenta el liderazgo necesario para llevarla a cabo, te traemos 5 acciones concretas para una gestión del cambio efectiva:

1. Genera sentido de urgencia

Se trata de que desarrolles la idea del porqué es necesario y urgente lograr el cambio, esto creará en tus colaboradores motivación y compromiso hacia tu iniciativa. ¿Cómo hacerlo? Podes utilizar datos y su análisis para hablar a tu organización acerca de la creciente competencia, las tendencias de la industria y el mercado, las necesidades de los mismos colaboradores de la organización, etcétera. Además, genera un diálogo honesto y convincente acerca de las ventajas y beneficios tanto para el negocio como para el desarrollo profesional de tus colaboradores.

2. Forma un equipo de líderes influyentes

Convencer a una organización para que abrace y sea parte de una iniciativa de cambio, no es fácil, e implica un trabajo exhaustivo de liderazgo. Si bien es cierto que como CEO de la organización debes ser el principal promotor y líder de la gestión del cambio, es importante que integres un equipo de colaboradores líderes de distintas áreas, puestos de trabajo, experiencia, etcétera, que sean figuras influyentes para otros, de manera que puedan liderar la gestión del cambio desde sus trincheras. Este equipo de líderes deberá trabajar en coordinación para lograr que las iniciativas tengan éxito.

3.  Crea tu visión para el cambio y comunícala

Jamás esperes que tu iniciativa de gestión del cambio tenga éxito si no estableces claramente qué quieres lograr, cómo y qué beneficios obtendrán. Es común que cuando se quiera hacer un cambio en la organización, se piense en muchas cosas sin orden alguno; por ello, debes definir una visión general que te quede clara de manera que tus colaboradores la puedan entender y saber cómo les beneficiará.

También es importante que comuniques tu visión con mensajes claros, constantes y consistentes, y cada vez que tengas oportunidad. Puedes utilizar las comunicaciones internas a tu favor, de manera que la gestión del cambio esté en la mente de todos y los apasione.

4. Establece metas a corto plazo

Qué mejor para alcanzar tu “gran objetivo”, que plantearte metas a corto plazo. Esto es un excelente motivador, ya que cada “victoria” representará el esfuerzo de todo el equipo de trabajo, incluso de cada miembro de la organización. Así, cada vez que se gane una “batalla” y se llegue a una meta, tus colaboradores se sentirán más animados de “ir por la que sigue” hasta completar la meta final. Es importante que cada logro alcanzado no solo quede entre el equipo de líderes que están gestionado el cambio; no olvides comunicarlo a toda la organización y celebrar el logro en conjunto.

5.    Haz que el cambio, de ser necesario, impacte en la cultura corporativa

Una condición importante para afianzar el cambio es hacer que este permee y transforme la cultura corporativa de la organización. Educa, implementa, practica, valida y repite ese ciclo tantas veces como sea necesario en todas las funciones de tu empresa. Recuerda que allí residen los valores que comparten todos los miembros de la compañía, así que, si el cambio no impacta en todos los aspectos de la organización, difícilmente se conseguirá que con el tiempo se consolide y se obtengan sus beneficios.

Todos sabemos que el cambio siempre nos hace sentir miedo e inseguridad; sin embargo, como líderes de nuestras organizaciones debemos acostumbrarnos a impulsar y liderar este tipo de iniciativas, pues serán el “pan de cada día” en el futuro de los negocios. Si no nos transformamos constantemente y nos adaptamos rápidamente a las nuevas maneras, estamos condenados a quedar rezagados detrás de nuestra competencia y perdidos en la inmensidad del mercado.

“El cambio es ley de vida. Cualquiera que mire solamente al pasado o al presente, se perderá el futuro”.  

John F. Kennedy