• Mayo 10, 2018, media noche

I de II entregas

En la actualidad, para tener éxito de manera constante en el mundo de los negocios, algunas veces los líderes de equipos tienen que lidiar con personas que representan un reto y que, con frecuencia, crean conflictos en sus equipos. Como líder de un equipo, es necesario que logres comprometer a todos los miembros del equipo para poder crear resultados sobresalientes en forma habitual.

El conflicto es una parte natural en los negocios. Este puede ser una oportunidad para descubrir nuevos métodos para enfrentar los retos o puede convertirse en un factor que entorpezca la implementación de cambios dentro de la organización o equipo. Como líder de un equipo, debes utilizar el método adecuado para lidiar con los conflictos en el equipo de tal forma que se resuelvan los problemas y, a la vez, se mantengan relaciones positivas entre los miembros de los equipos.

Estrategias ganar/ganar de resolución de conflictos en los equipos.

1.  Defina claramente el problema que está causando el conflicto entre los miembros del equipo y obtenga acuerdo sobre la definición del mismo

Identifique la causa raíz del problema y analice las formas en que se puede mejorar la situación. Maneje el problema de manera directa y diplomática. Resista el deseo de criticar, condenar o quejarse con la persona o grupo. Describa el problema actual y obtenga el acuerdo de ambos lados. Como gerente, su equipo necesita estar ciento por ciento claro en la dirección y visión.

2.  Prepárese, haga su tarea y sea específico

Hable con las personas sobre sus fortalezas y logros pasados, especialmente con respecto a los tributos de la creación de equipos. Prepare evidencias de maneras específicas en las que el comportamiento de un miembro del equipo haya afectado la efectividad del mismo. Muestre ejemplos específicos de cómo se han resuelto conflictos similares en el pasado y cómo estos retos han ayudado a mejorar la fortaleza y compromiso de los equipos.

3. Tenga una actitud positiva

Su actitud es esencial para el resultado. Manténgase positivo. Se dice que los colaboradores no dejan a las compañías, dejan a las personas, específicamente a sus jefes. Lo que hacen los gerentes, cómo se comportan, qué dicen y, quizás lo más importante, cómo lo dicen afectan las actitudes de los colaboradores con respecto a sus trabajos. Permita que su equipo vea y acepte cualquier cambio de funciones, cambio de procesos o cambio organizacional en términos de las oportunidades que estén representes. Trate de ver a todos los miembros del equipo en forma positiva. Si tiene un miembro del equipo difícil, trate de enumerar cinco fortalezas que él tenga y muéstrele al equipo de qué forma estas fortalezas pueden beneficiar a las metas del equipo.

4.  Póngase en los zapatos de otra persona

Trate de ponerse en la situación de la otra persona. Aliente a los miembros en conflicto del equipo a preguntarse: “¿Qué tanto mi sesgo y prejuicios personales afectan esta relación?”. Intente determinar el nivel de confianza en los otros miembros del equipo y en el proceso.

5.   Busque similitudes

Haga que su equipo esté en el mismo canal: encuentre y establezca similitudes. Enfóquese en el futuro. Exprese metas comunes. Hable sobre planes específicos para cambiar los resultados del equipo: más recursos, nuevas formas de comunicación, reuniones más eficientes y apoyo adicional.

6. Lidie con hechos, no con emociones

Evite criticar o juzgar las ideas y opiniones. Mantenga un estado mental racional y orientado a las metas. Enfóquese en cómo el comportamiento negativo de miembros del equipo ha impactado los resultados del equipo en lugar de enfocarse en los desacuerdos personales. Señale las formas en que se puede mejorar la responsabilidad del comportamiento y actitud de cada uno. 

“La paz no puede mantenerse por la fuerza; solo puede mantenerse por la comprensión”.   Albert Einstein