• Mayo 15, 2018, media noche

Este tema lo he querido desarrollar dado que estamos en mayo, mes en que se celebra a todas las madres, y una situación frecuente para el género femenino es que en ciertos momentos del mes asociados a los cambios hormonales o bien sea a los cambios propios de la menopausia, hay acumulación de líquidos en el cuerpo.

Esta retención de líquidos se manifiesta con sensación de compresión en los pies, pesadez en las piernas, dificultad para meter y sacar los anillos o cambios en la forma en que nos queda la ropa.

Para muchas mujeres, “retener agua” no es agradable y por esto quiero compartirles algunas estrategias que pueden ser útiles para contrarrestar esta molestia.

Agua : el mejor diurético natural es el agua, lo importante es consumir la cantidad adecuada. Por lo menos 2.5 litros al día es lo ideal. Nos podemos asegurar de tener un buen consumo de agua cuando la orina es clara y poco amarilla.

Apio: el apio tiene propiedades diuréticas, se puede hervir tanto su tallo como sus hojas y consumirlo en forma de té o usarlo crudo en las ensaladas, o como vegetal en la preparación de distintos platillos. Combinado con frutas o con otros vegetales en batidos es muy rico.

Pepino: el pepino es ideal para preparar ensaladas y como ingrediente de batidos verdes que sirven para disminuir la acumulación de líquidos. Recomiendo, para evitar flatulencia, consumirlo sin cáscara y sin semillas. 

Jamaica: la flor de Jamaica es un excelente diurético natural, se debe preparar como infusión, es decir que se hierve el agua y una vez caliente se le coloca la flor en poca cantidad y se deja por 10 minutos hasta que se torne roja. Puede consumirse caliente o fría.

Piña: es una fruta que tiene propiedades diuréticas, se puede comer, preparar en batidos o su cáscara hervirla para sacarle el zumo y el efecto diurético es importante.

Ensaladas verdes: consumir dos tazas de ensalada para acompañar las comidas ayuda a hacer la digestión más rápido, pero también facilita que el cuerpo pueda eliminar líquidos con más facilidad.

Batidos verdes: la combinación de piña con apio, pepino y un poco de jengibre es una mezcla que combina alimentos que mejoran la retención de agua, por tanto, pueden incluirse 1 o 2 vasos al día acompañando el desayuno, como meriendas o en estos dos momentos.

Tener cuidado con la cantidad de sal que se consume es de mucha utilidad para aminorar la molestia, cuando comemos alimentos cargados de sal o mucho queso, la situación puede empeorar.

El agua en nuestro cuerpo es fundamental para un adecuado funcionamiento, pero cuando se acumula en ciertos lugares genera molestia y por esto introducir los alimentos y opciones arriba mencionadas ayuda a sentirse más livianas y además con menos acumulación de líquidos corporales.