• Jul. 3, 2018, media noche

Cuando voy al supermercado me encuentro siempre alguna galleta o snack nuevo en las estanterías. Obviamente me llama la atención revisarlas, pues como estamos en la época de la moda “fit y saludable” muchos de sus empaques promocionan sus beneficios y propiedades y, por supuesto, para los consumidores deben ser muy llamativas y para mí también, ya que puedo utilizarlas como parte de los planes de alimentación que realizo.

En numerosas ocasiones menciono que es necesario consumir tres tiempos de comida fuerte y dos tiempos intermedios, uno de ellos pudiera ser alguna galletita, fruta, barra de granola, yogurt, batido o semillas, las opciones son muchas.

Cuando vamos a comprar un nuevo producto, snack o galleta, debemos chequear el empaque de forma detallada, como cuando vamos a firmar un contrato… Leer la letra pequeñita es indispensable para conocer la realidad de las cosas.

Lo que debes revisar en el empaque de alguna galleta para saber si la puedes incluir como alimento saludable es:

La lista de ingredientes: aquí encuentras mencionados los componentes exactos del producto que quieres comprar. Conservantes, colorantes y componentes en general. Leyéndola sabes si es adecuado o no para tu propia condición. Un producto que tiene grasas hidrogenadas o jarabe de maíz debe descartarse.

Cantidad de calorías: es necesario darse cuenta del tamaño de la porción y cuántas porciones hay por empaque. Un snack saludable debe aportar 100 a 150 calorías, así que ajusta su consumo a esta cantidad.

Cantidad de grasa: una etiqueta nutricional menciona las calorías totales y las provenientes de grasa. Las calorías provenientes de la grasa no deben pasar del 30% de las calorías totales para considerarse saludables.

Cantidad de carbohidratos: unas galletitas que vayan a ser utilizadas como merienda deben aportar de 15 a 18 gramos de carbohidratos, lo que corresponde a una porción de los mismos.

Cantidad de azúcares: estos no deben sobrepasar los 5 u 8 gramos de  azúcar, para que tengan un ligero dulzor sin interferir con una alimentación saludable.

Cantidad de fibra: lo ideal de estas galletitas es que aporten de 3 a 5 gramos de fibra por porción, así serán altas en fibra y también elevarán poco los niveles de glucosa en sangre.

Cantidad de sodio: unas galletas saludables son aquellas que aportan menos de 200 gramos de sodio.

Es importante leer la etiqueta y no dejarse llevar solo por la rotulación del empaque en donde se destacan nutrientes como fibra, integral, linaza, chía, baja en azúcar o antioxidantes, bajas de grasa o bajas en azúcar y a la hora de revisar la etiqueta se está lejos de la realidad.

La habilidad de revisar etiquetas nutricionales es realmente cuestión de práctica… así que los invito a hacerlo con regularidad, de manera que poco a poco les sea más fácil identificar cuándo un alimento es saludable o no y así incluirlo o dejarlo afuera de su rutina diaria de comer.