• Jul. 4, 2018, media noche

Definir el presupuesto anual y fijar metas de venta es igual de importante que evaluar a tu personal. Si quieres que tu empresa cumpla objetivos, debes tomar en cuenta diversos aspectos.

Cada día las empresas están más presionadas por tener una mayor eficiencia y eficacia al ejecutar la estrategia del negocio y  hacer más con menos y seguir siendo competitivos en el mercado. Estos factores han hecho que la gestión del desempeño tome mayor relevancia sin importar el tamaño o el momento de desarrollo que tenga la empresa.

Cuando una empresa está diseñando un sistema de evaluaciones a sus colaboradores se debe tener siempre en mente que la forma en la que mida el desempeño tiene que producir resultados reales para la empresa y mejorar el rendimiento del negocio.

La evaluación del desempeño nos ayuda a: 

1.-    Identificar el talento que tenemos interno, poder reconocer y recompensarlo de la manera adecuada.

2.-    Asegurar que cada elemento de la organización sepa qué se espera de él y cómo, desde su posición, impacta al resultado del negocio.

3.-    Evaluar si el rumbo que está tomando la empresa es el adecuado y si las personas que colaboran en la organización tienen las habilidades para poder seguir compitiendo en el mercado.

Pasos para un sistema exitoso de evaluación a tu equipo

1.-    Identificar objetivos: sin objetivos claros no hay forma de hacer una evaluación objetiva. Para esto necesitamos sesiones estratégicas en las que podamos definir los objetivos empresariales y, una vez que estos sean claros, poder llevarlos a todos los niveles. 
  

 Hacer este tipo de objetivos ayuda a diferenciar el trabajo del día a día que tiene que hacer el colaborador con la aportación estratégica y el valor que puede aportar al negocio. Cuando tienes un objetivo medible la evaluación pierde subjetividad.

2.-    Comunicación, comunicación: una vez que los objetivos estén definidos, no olviden ponerlos en un lugar visible donde su equipo pueda verlos constantemente para que no pierda foco en el año, y hay que recordar comunicarlos. sin comunicación nada cambia.

3.-    ¡Revive los objetivos! es importante que el gerente vuelva a tener revisiones de los objetivos con su gente durante el año para poder evaluar diferentes estrategias para alcanzarlos o ajustar en caso de ser necesario.

4.-    Retroalimentación: establezcan al menos dos sesiones formales de retroalimentación para que el sistema pueda tomar fuerza y se vean los efectos, aunque no olviden que retroalimentar en el momento es 90% más efectivo.

5.-    Reconocimiento: y para cerrar el círculo de la evaluación no olviden amarrar el resultado a algún tipo de reconocimiento. El sistema de evaluación de desempeño

Una empresa con un buen sistema de evaluación de desempeño tiene 200% más probabilidad de alcanzar sus objetivos ya que el enfoque de todos los colaboradores va en una misma dirección y para hacerlo realidad necesitas que todos en la empresa se sumen a esta iniciativa.

Una forma para lograr que esto suceda es que todos los gerentes, en alguno de sus objetivos, incluyan el proceso de evaluación y fijación de metas llevado a cabo en los tiempos definidos y con la calidad adecuada.

Beneficios de evaluar periódicamente el desempeño de los colaboradores

l    Informar al colaborador sobre su desempeño.
l Disminución de rotación del personal.
l Creación de planes de carrera.
l Mayor rendimiento para las empresas.
l Incrementar la producción.

Si aún no tienes un sistema eficiente es momento de empezar a diseñarlo y, sobre todo, a implementarlo. Para que tome fuerza y sea parte de tu cultura necesitarás repetirlo periódicamente y convertir este proceso en algo tan importante como la definición de tus presupuestos anuales.

No basta con querer; debes preguntarte a ti mismo qué vas a hacer  para conseguir lo que quieres. Franklin D. Roosevelt