• Jul. 24, 2018, media noche

Una de las maravillas de la alimentación “nica” y además que caracteriza nuestra gastronomía es la tortilla de maíz, esta funciona la mayor parte de las veces como bastimento, en otras ocasiones como ingrediente fundamental del platillo que vamos a ingerir, como en caso de las repochetas y de los tacos.

Personalmente, en los planes de alimentación que diseño me gusta usar la tortilla de maíz y sugerir los tacos como opción a la hora de preparar el listado de comidas que las personas pueden ingerir.

Siempre que indico “tacos” debo hacer algunas aclaraciones para que realmente puedas incluirlos dentro de un plan sano que ayude con la disminución de peso:

IDEALMENTE TORTILLA DE maíz NATURAL: la tortilla de maíz natural versus la tortilla de harina de maíz tiene un procesamiento metabólico muy diferente que le permite a nuestro cuerpo quemarla con más facilidad y no acumularla como grasa. Esto tiene que ver con la influencia que tiene de aumentar los niveles de insulina en sangre, la tortilla de maíz natural sube menos la insulina, llena más por tener más fibra y se quema más rápido, la otra no tiene tantas ventajas pero la conseguimos más fácil.

con la tortilla blanda o tostada: en nuestro país los tacos van fritos y cuando se fríen se aumentan las calorías 2.5 veces más, por tanto, es mejor comerlos con la tortilla blanda (como en el caballo bayo) o colocándolos a tostar en el comal o en el horno. La forma de preparación es determinante en la cantidad de calorías que aportan.

Con buena cantidad de proteína: muchas personas buscan tacos que tienen poco pollo o carne o cerdo, y a veces tienen que comer mucha tortilla para sentirse satisfechos y esto hace que el aporte de energía sea muy grande y de tortilla, que por ser carbohidrato se va mas fácil al compartimiento de grasa, yo recomiendo comer tacos con mucha proteína (carne, pollo o cerdo) y solo dos tortillas de maíz sin son pequeñas o 1 tortilla de maíz si son grandes y más gruesas. Los tacos ricos en proteínas dan mayor plenitud.

Aderezos saludables: los tacos deben acompañarse con picadillo de tomate, salsa verde o roja, cebollitas encurtidas, ensalada de repollo, guacamole, etc.  Nunca con crema o mayonesa, que aparte de incrementar calorías aporta mucha grasa saturada.

“sin tortilla”: muchas personas realmente necesitan a gritos ver cambios en su peso y por esto disminuir el consumo de carbohidratos es indispensable. Por esto podemos hacer un pollo, carne o cerdo desmenuzado  y con mucho sabor natural para colocarlo dentro de hojas de lechuga nacional que es muy crocante y con esta envolver la proteína adicionando pico de gallo, aguacate o alguna salsita roja o verde natural.

Los tacos pueden disfrutarse dentro de nuestra alimentación sana. Implementa estos consejos.