• Ago. 7, 2018, media noche

Cuando hablamos de metabolismo hacemos referencia a todas las reacciones químicas que ocurren en nuestro organismo y que facilita que los nutrientes que ingerimos en la alimentación diaria se conviertan en productos o sustancias que necesitamos para vivir, por ejemplo, células, anticuerpos, energía, materia prima para reparar tejidos, hormonas, etcétera.

Lo ideal es que todo lo que ingerimos de alguna manera se logre procesar y se convierta en sustancias que serán utilizadas para cualquier función, sin embargo, puede ocurrir que cuando ingerimos más de lo que necesitamos nuestro organismo almacene el excedente en forma de grasa o se tenga que idear la forma de eliminar lo que está sobrando.

Para lograr perder peso es indispensable que el metabolismo queme lo que nos comemos y por esto aparte de incrementar el gasto energético con actividad física y modificar la alimentación para ingerir menor cantidad de calorías podemos implementar algunas estrategias que ayuden a mejorar este proceso:

Hacer 5 tiempos de comida  :

la comida fraccionada, más que acelerar el metabolismo, lo que facilita es ir disminuyendo los volúmenes de ingesta, también ayuda a comer mejor en los tiempos de comida, pues se llega a ellos con menos hambre y se logra hacer mejores elecciones. Busca cómo ingerir 3 tiempos fuertes y 2 meriendas pequeñas, nutritivas y saludables.


Incluir tés :

Existen ciertos tés como el té verde, jengibre y canela que tienen impacto estimulando a nuestros músculos a quemar calorías, por esto incluirlos cuando queremos deshacernos de unas libritas es de mucha utilidad. Además, calientes luego de las comidas, facilitan la digestión y ayudan a quitarnos las ganas de ingerir alimentos dulces.

Hacer actividad física:

los beneficios de la actividad física están a nivel metabólico, emocional, articular, muscular y demás, por esto incluir ejercicio cardiovascular y de resistencia es de mucha utilidad para lograr un gran beneficio integral en nuestra salud.

Consumir vegetales verdes:

Los vegetales en general son muy importantes como aporte de fibra, vitaminas y antioxidantes. Deben estar presentes en la alimentación, en cada uno de los tiempos de comida principales. Los verdes son altamente nutritivos y facilitan que nuestro cuerpo pueda funcionar de mejor forma. Comienza a incluirlos en los distintos tiempos de comida. 

Mejorar el hábito intestinal:

para que nuestro cuerpo esté saludable es necesario deshacerse de las toxinas almacenadas a nivel digestivo, es por esto que resulta indispensable favorecer un adecuado hábito intestinal en donde podamos sentirnos livianos y “limpios” de impurezas. Para esto el consumo de agua abundante, las fibras de las frutas, vegetales y alimentos integrales más la actividad física juegan un papel fundamental.

El funcionamiento de nuestro organismo como el de cualquier otra máquina depende de los cuidados y “mantenimiento” que le demos de forma regular. Cuidar nuestra alimentación es fundamental para gozar de buena salud.