• Ago. 14, 2018, media noche

Esta pregunta es frecuente, realmente oímos y leemos distintas posturas y nos quedamos sin saber cuál de estas dos opciones debemos usar. Les cuento la realidad del asunto:

1 - Calorías: Lo primero es identificar qué tanto la margarina como la mantequilla son grasas, una cucharada de cualquiera aporta 100 calorías, no hay diferencia. Si pensamos en bajar unas libritas, su consumo debe ser muy limitado.

2 - Colesterol: La mantequilla es de origen animal, mientras que la margarina es de origen vegetal. Lo que es de origen animal aporta colesterol y lo de origen vegetal no. Por tanto quienes tienen dificultad con los niveles de colesterol deben ser muy cuidadosos con el consumo de mantequilla.

3 - Tipo de grasas: La mantequilla está formada por grasas saturadas, estas son las que afectan el sistema cardiovascular incrementando los niveles de colesterol malo que se asocia a infartos del corazón.

Sin embargo, me tomé el trabajo de ir a revisar las margarinas que tenemos disponibles en el mercado y encontré que todas las de origen centroamericano tienen grasas hidrogenadas o las famosas grasas trans, estas últimas son tan peligrosas o más peligrosas que las saturadas de la mantequilla para nuestro corazón, por otro lado, existen algunas importadas que si bien no tienen grasas hidrogenadas y al ser altamente procesadas tienen algunos aditivos que de forma acumulativa pueden traernos problemas de salud y son derivadas de aceites vegetales que no son sanos, como el de palma y algodón, entre otros .

Por más que la margarina sea suave, se convierta casi en agua con el calor o venga enriquecida con aceite de oliva y muchos aditivos es fuente de grasas trans, las que recomiendo tener fuera de la alimentación si 
queremos tener un árbol arterial saludable, limpio y sin grasa acumulada. 

4 - Proteínas: La margarina y la mantequilla realmente son alimentos que aportan mucha grasa, su aporte de proteínas es casi nulo, así que no deben incluirse como fuente de ellas.

5 - Carbohidratos y fibra: De igual manera, la margarina y la mantequilla tampoco son fuente de fibra y de carbohidratos. Debemos ubicarlas en el grupo de las grasas como macronutriente principal en su composición. 

6Vitaminas y minerales: Ambas son fuente de complejo B, la mantequilla aporta más calcio y vitamina A que la margarina.

De todos modos recordemos que las frutas, vegetales, cereales y el resto de alimentos también aportan de estas vitaminas y no son la única fuente de dichos macronutrientes.

Con todo esto yo recomiendo hacer un uso moderado de la mantequilla, como para aderezar unas tostadas de pan o en alguna receta especial. Sugiero evitar el uso de la margarina, y más bien utilizar alguno de los aceites más saludables como el de aguacate, coco, chía, linaza, oliva o el de canola,  girasol o maíz, de forma que no se quemen y no se reutilicen.

Estos aceites se aplican sobre sartenes antiadherentes con una servilleta o brocha para usar poca cantidad. Todas estas recomendaciones son de gran beneficio para nuestro corazón.