• Ago. 29, 2018, media noche

Las personas son el activo más fundamental de una empresa. Si bien los factores como los productos innovadores, servicios de calidad y estrategias de vanguardia pueden contribuir al éxito, ninguno de ellos puede ser creado ni aplicado correctamente sin colaboradores comprometidos. Los datos respaldan esta afirmación una y otra vez.

Por ejemplo, un estudio de Hay Group, encontró que las empresas con colaboradores totalmente comprometidos producen 2.5 veces más ingresos que las empresas que luchan con bajos niveles de compromiso. 

Por otro lado, los colaboradores comprometidos son más productivos y se vuelven a una mentalidad ahorrativa. Esto último se debe no solo a un aumento de la eficiencia, sino también para mejorar las tasas de retención. Uno de cada cuatro colaboradores contratados abandonaría su trabajo por un cinco por ciento de aumento salarial, mientras que solo el 25% de los colaboradores comprometidos dejarían la compañía por la misma cantidad. En pocas palabras, si pueden incrementar la colaboración de cada uno de sus colaboradores, simplemente no van a perder. 

Te traemos el impacto y la importancia que tiene en nuestras operaciones el compromiso de los colaboradores:

Aumente la productividad y retorno de inversión. 

Un estudio realizado por Accenture establece: “Una fuerza de trabajo que está altamente comprometida es el motor que impulsa una ganancia en rentabilidad y productividad que son esenciales para el éxito de los negocios en un ambiente global competitivo.” 

Reduzca la rotación del colaborador. 

De acuerdo con el Bureau of National Affairs: “En 2013, la tasa de rotación aumentó a 65%, lo que llevó a una pérdida de más de 11 mil millones de dólares anuales para negocios de Estados Unidos.” 

Supere a la competencia con el activo más importante: los colaboradores. 

De acuerdo con Gallup: “Las compañías con colaboradores comprometidos superan a las demás por hasta 202%.”

En la pelea por la ventaja competitiva en donde los colaboradores son el factor diferenciador, los colaboradores comprometidos son la meta final. Los colaboradores activamente no comprometidos expresan desconfianza, socavan el trabajo de los demás y siembran semillas de negatividad.

Los efectos del compromiso se ven reflejados en mayores resultados y mejor calidad de desempeño de los colaboradores, lo que lleva a clientes más contentos y mayor retorno de inversión. 

Cualquier cambio que produzca más colaboradores comprometidos reduce los costos de rotación y aumenta la productividad. 

Los colaboradores comprometidos son muy productivos. Las empresas con alto compromiso tuvieron un retorno total de accionistas 19% mayor que el promedio. Los colaboradores no comprometidos en Estados Unidos cuestan US$305 mil millones al año.

Los colaboradores activamente comprometidos son más productivos, ganan más dinero para la compañía, permanecen con la organización más tiempo y son éticos y responsables. 

“Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia entonces no es un acto, sino un hábito.”
– Aristóteles