• Abr. 17, 2019, 11:35 a.m.

Como empresarios, retribuimos a las personas por sus habilidades, su educación, su experiencia y su creatividad. Ahora tomemos un momento y pensemos ¿hemos premiado el entusiasmo?

Dentro de un estudio de compromiso de colaboradores realizado por Dale Carnegie a más de 1,500 colaboradores sugiere que deberíamos.
Dale Carnegie se asoció con MSW Research, una firma independiente de investigación de mercado con sede en Nueva York, para descubrir lo que impulsa el compromiso en los colaboradores. El compromiso de los colaboradores se traduce simplemente como más entusiasmo por la empresa y su misión. No es un concepto difuso de sensación de bienestar. Refleja estados de ánimo que pueden ser medidos y cuantificados.

Tres métricas principales determinan el compromiso del colaborador:

  • El deseo de recomendar a la empresa como un gran lugar para trabajar.
  • El deseo de recomendar la compañía como proveedora de excelentes productos o servicios.
  • La voluntad de quedarse.

Cuando existe un bajo compromiso por parte de nuestros colaboradores esta va acompañada de una alta tasa de rotación y lleva a un gran costo en la productividad y entrenamiento.
Encontramos que existen tres factores clave que determinan el entusiasmo y el compromiso de los colaboradores:

  1. La relación con el supervisor inmediato.
  2. La creencia en alta gerencia.
  3. Orgullo de trabajar en la empresa.

Gallup estima el costo de los “colaboradores no comprometidos” en $43 mil millones al año. Viéndolo desde un aspecto positivo, los colaboradores comprometidos superan a sus pares menos entusiastas hasta en un 202% y los vendedores comprometidos producen 48% de ingresos más que sus contrapartes.

Considerando el análisis de MSW, que encontró que sólo 1 de cada 4 colaboradores plenamente comprometidos dejarían la empresa por un aumento salarial del 5%, así como la mitad de los colaboradores clasificados como "parcialmente comprometidos". En cuanto a los colaboradores no comprometidos, casi 7 de 10 renunciarían si se les ofrece el mismo trato.

El estudio llamó la atención de Victor Lipman, un colaborador de Forbes, quien dijo que la investigación "añade datos concretos reforzando las buenas prácticas para que todos los líderes tengan en cuenta, si tienen la esperanza de motivar a su equipo de colaboradores"

El compromiso significa ganar los corazones, así como las mentes de los colaboradores. Lejos de algún concepto de la nueva era, fomentar la cultura de una empresa que profese el entusiasmo, tiene alcances espectaculares.

“El compromiso es un acto, no una palabra”

– Jean Paul Sartre