• Ago. 21, 2019, medianoche

Estimado lector, la negociación se da en todas las etapas y esferas de nuestra vida. Es una habilidad esencial, y por ello hoy deseo compartir con usted las lecciones más importantes que creo haber aprendido de las últimas negociaciones que se dieron en mi país, entre el Gobierno y algunos sectores de la vida nacional.

Primera: si no posees un objetivo claramente definido y que, además, sea realista, no serás exitoso.

Segunda: cuando inicias la negociación con un ultimátum, no tendrás éxito.

Tercera: si no posees los recursos necesarios para alcanzar tu objetivo, aunque esté claramente definido, no tendrás éxito.

Cuarta: cuando los recursos para alcanzar tu objetivo están en las manos de tus supuestos aliados, a menos que su objetivo coincida exactamente con el tuyo y sea tan prioritario para ellos como para ti, no tendrás éxito.

Quinta: las negociaciones en público, con muchos objetivos y demasiados interlocutores, no serán exitosas.

Sexta: las negociaciones que de previo excluyen a sectores relevantes o aliados potenciales, no serán exitosas.

Séptima: cuando los representados no saben cómo fueron escogidos los representantes, no serán exitosas.

Octava: cuando no conoces los intereses y recursos de la contraparte y no le brindas una salida y cómo salvar cara, no serán exitosas.

Novena: cuando no comprendes que una negociación, no es una rendición, sino un acuerdo entre las partes, el cual es superior a un desacuerdo, no serán exitosas.

Décima: cuando no pagas el costo del fracaso, no tienes interés en el resultado.

Para mí las lecciones han sido muy valiosas, pero el costo que ha tenido que pagar el país ha sido elevadísimo.

nrmirezs50@hotmail.com

Doctor en Derecho y Economía.