• |
  • |

“No me molesten ando borracho, no me molesten más ando borracho….”. Suspiro por esos tiempos en que Genitálica, la banda mexicana que se despabilaba sabrosamente con sus canciones sin censura (no se hagan que bien, que bien que la han tarareado), nos hacía invocar al dios Baco con esta letrita. Ahhhh! Pero a que no adivinan a quién le encanta hacerlo sin cancioncita ni nada. Ni más ni menos que a Enriquito Iglesias.

Pues se trata de que el cantante español se asoció al ron dominicano Atlántico, un producto hecho a mano y que se vende en varios países de América y Europa. El intérprete relató que unos amigos en Miami (EE.UU.) le invitaron a probar el ron y que “rápidamente” se convirtió “en un aficionado de la marca”. ¡Ajá! Con que echándole chicha al cumbo, como decía mi abuela.

Los fundadores de Atlántico, Brandon Lieb y Aleco Azqueta Fanjul, afirman que le gustaron “su espíritu empresarial y su pasión por desarrollar un producto de clase mundial”. Ummmm! ¿Y solo desarrollar? Cuidado se bebe la mercadería más bien… a pues ¡salud, Quique!

Dulce María, busca demostrar que sí canta
En otras notas de Celebrities Ups, me contaron en el vecindario (pero no crean que son gente chismosa), que a la Dulce María le anda doliendo una espinita que nadie le ha clavado. Es que a ver, anda sofoquín por dejar ver y escuchar a la cantante actual y no al “personaje” con el que todavía la recuerdan. ¿Será que alguien le dijo que no canta ni la lotería? Y si lo dijeron por otro cantante, ¿por qué se habrá sentido aludida?

Entonces, la María con todo su Dulce carácter anda de arriba abajo alistando todos los chunches para su primer concierto en solitario en octubre 1. En entrevista con un diario mexicano, la niña dijo que ha tenido propuestas para regresar a las pantallas de televisión, pero que su prioridad ahorita son sus facetas como cantante y compositora. Me sigo preguntando: ¿será que la picaron con el aguijón de la desconfianza en sus habilidades como cantante?

Es que la verdad, y no lo digo yo, pues solo reproduzco el veneno, ¡perdón!, el chisme, en RBD todos se escuchaban nice por el coro que hacían y su sincronización, pero en solitario, todos se escuchan terrible. ¿Qué creen ustedes queridos lectores?