•  |
  •  |

De Zombi:
Cubrir el rostro con una base blanca de maquillaje especial.  Sombrear en verde para crear efecto como en descomposición. Luego cubrir en tonos grises y negros, para endurecer y encima destellos de fucsia que producen una apariencia visual de volumen, o sea, como inflamado.  El toque final al maquillaje se lo aporta la pintura roja, simulando sangre.

 

Ángel rojo
Para esta propuesta, el diseñador utilizó un spray de color rojo con el que cubrió el torso del modelo.  Con iluminador en sombra pronunció  sus atributos masculinos, o sea el six pack del abdomen, creando efecto visual de un cuerpo bien definido.  Con rubor definió los rasgos del rostro ¡y listo!

 

Novia muerta
Aplicar como base de maquillaje especial en tono blanco maquillar los ojos y labios en negro, creando la ilusión de ultratumba Pulir el maquillaje con efectos relámpagos que den el aspecto de heridas secas


Niña zombi
Repetimos los tres pasos de la primera propuesta. En este caso los accesorios como peluca y el vestido compiten en nivel de importancia al momento de crear este diseño. Para ello puede buscar un vestido viejo, conseguir una peluca y dar el toque tenebroso realizando los tres pasos que detallamos con el Zombi.

 

TIPS
El diseñador recomienda cubrir de maquillaje las partes del cuerpo que quedan al descubierto, como manos y cuello, así creamos un efecto más real a nuestro disfraz.
La segunda propuesta: Ángel rojo, está diseñada para chavalos entraditos en carne. En este caso el diseñador complementó el maquillaje con unas alas.  
La novia muerta siempre requerirá de un vestido o camisón blanco para dar vida al personaje. El maquillaje es el alma, pero cobra mayor sentido con el vestuario apropiado. En el caso de la niña muerta, no importa el color, pero si el corto, tipo “La Popis”, o sea, estilo niña.

 

Créditos: fotógrafo  Alejandro Sánchez / END
Modelos: Julissa Rodríguez, Stalin Núñez
Roberto Mayorga y Kenia Baltodano
Maquillaje y diseños: Neftalí Espinoza. Contacto 8973-9674 / 8656-8222