•  |
  •  |

Iron Man 3 se trata de la película más personal y humana dentro del universo de Marvel. Desde las interrogantes que se plantea Tony Stark (Robert Downey Jr.) hasta las amenazas que debe enfrentar en esta nueva entrega de acción y aventura.

Los acontecimientos ocurridos en “Los Vengadores” repercuten en el personaje con la aparición de malestares típicos de cualquier humano: terrores nocturnos, ataques de ansiedad e insomnio que tiene su raíz en sucesos únicos, que fueron antecedidos en la versión antes mencionada.

Esta nueva entrega del hombre de hierro apreciaremos espectaculares secuencias de acción, con un despliegue de efectos que son notables en la escena del avión y en el combate final. Los Villanos, El Mandarín (Ben Kingsley) y Aldrich Killian (Guy Pearce) proporciona un elemento clave que se había perdido, sin duda, en la anterior película a pesar de la ridiculización de uno de ellos, pero omitiré de quien se trata.

Además es la primera vez en la trilogía que vemos al héroe actuar sin el traje, se aprecia la facilidad de éste para quitarse y ponerse la armadura con nuevos comandos para controlarla.

Stark no solo tiene que luchar por su vida, sino también salvar la de su amada Pepper Potts (Gwyneth Paltrow), en medio de feroz la lucha contra sus enemigos.

En resumen la película aporta un lado único del justiciero que no conocíamos y lo que nos lleva a la gran conclusión: Es el hombre el que hace la máquina y no lo contrario.

 

Sígueme: @AxtO