•  |
  •  |

Hoy en día las nuevas tecnologías se han vuelto indispensables para los chavalos y chavalas, porque son necesarias para realizar investigaciones y tareas de la escuela o la universidad, pero ¿Tomarán las medidas adecuadas para no ser blanco de un “ciberacoso”?

De acuerdo con un análisis del laboratorio de EsetLatinomaérica, expertos en seguridad informática, cada vez es mayor el porcentaje de niños y jóvenes que navegan en internet sin tener una orientación que les dirija a una buena información, que ayude a evitar que sean víctimas de un acoso sexual en las redes sociales.

Según los especialistas, la popularización de los teléfonos inteligentes ha facilitado la comunicación entre los jóvenesy en cuanto a redes sociales se trata ya sea el facebook, myspace, twitter, entre otros, son los lugares donde los acosadores sexuales están apuntado para buscar a sus “presas”.

Precisamente en estas redes sociales es donde proliferan personas con identidades falsas, quienes al entrar en contacto con sus nuevas víctimas, envían mensajes con contenido erótico a niños y jóvenes.

 

¡Ojo con lo que compartes!

Los especialistas de ESET recomiendan que los padres y maestros estén al pendiente del contenido que ven sus hijos en las computadoras, y la información que ellos facilitan en sus perfiles.
Establece un diálogo fluido y abierto con tus padres sobre tus hábitos en Internet.  Ante cualquier actitud sospechosa, mensaje o situación que te despierte incomodidad, charla con ellos o con un adulto de tu confianza.
No compartas tus contraseñas con nadie más que con tus padres: deben permanecer siempre en secreto.
Nunca entregues información personal o de tu familia a desconocidos (dirección, nombres de tus padres, números de teléfonos, etc.)
No planees encuentros con personas que sólo conozcas por Internet.
No compartas fotos o videos en Internet con desconocidos, podrían ser utilizados para actividades ilegales o pornográficas.
Nunca respondas mensajes de desconocidos que se te insinúan o te hacen proposiciones sexuales.
¡Así que chicos pongan atención a estos consejos que no sean víctimas!