• |
  • |

Se describe como una muchacha muy alegre, una mamá joven y sobre todo como una chavala emprendedora. Maite Mendoza, de 21 años, asegura que divide su tiempo entre hacer lo que más le gusta, su trabajo en “Uñas Bonitas” y cuidar a su tesoro más preciado, su hija.

Esta joven capitalina asegura que ser mamá no fue ningún impedimento para cuidar de sus sueños, está estudiando la carrera de Derecho y actualmente tiene una pequeña empresa especializada en el cuido y embellecimiento de las uñas.

“Todo empezó como un hobby, siempre me obsesioné con las uñas. Luego estudié un curso básico acá en Nicaragua, y luego me fui a Costa Rica a especializarme. Así fue como decidí montar la empresa de uñas”, comenta.

Tome nota

“Uñas Bonitas” atiende de la óptica Pereira Plaza España, 1c abajo, 3c 1/2 al lago, en Bolonia. Los precios van desde 200 a 600 córdobas dependiendo del diseño que escoja la clienta.

Una artista

Maite es una especialista de las artes plásticas, pues las uñas son el lienzo donde da vida a diversos diseños, que van desde un “tribal”, hasta un animalito, ya sea un elefante o una mariquita, pero ¿de dónde salen los diseños?

“Se me hace bastante fácil, porque estuve cuatro años estudiando pintura, ahí la imaginación y creatividad vuelan, entonces yo creo mis propios diseños”, explica.

Además, asegura que siempre trata de satisfacer a sus clientas, para ella es un compromiso dejar “bonitas” las uñas de las chicas que visitan este centro especializado en esta materia, que dicho sea de paso, no es un salón.

“Facebook me ha ayudado, porque parte de las clientas potenciales han salido de ahí. Todas gracias a Dios, han quedado satisfechas”.

En su tiempo libre esta joven mamá disfruta de su pequeña de dos años, su principal motivo de inspiración, asegura.