•  |
  •  |

El blanco es un color elegante, sencillo, discreto y sofisticado... lo tiene todo para que lo puedas lucir en cualquier momento. Durante el día puedes combinar prendas de diferentes tejidos.

Un tejido cómodo lo puedes escoger para ir a trabajar o para una comida con amigas o bien un vestido elegante para la noche.

Las asimetrías siguen de moda, o puedes optar por vestidos con escote en V y un toque dorado en su cintura. ¡Divino! Me fascina, pero nunca lo escojas para una boda, ya que el blanco es un color no apto para este tipo de acontecimientos, a menos que sea el tema del evento.

Ahora te hablaré un poco de las ventajas y desventajas al llevar este color.

Entre las ventajas del blanco en la ropa se puede destacar la posibilidad de combinarlo con unos accesorios muy coloridos, como pendientes o collares.

Es versátil, se puede mezclar con muchos colores y también

se pueden crear looks sofisticados, tanto formales como informales.

Desventajas 

Debes saber que es más complicado elegir la lencería que tendrás debajo del vestido y que las más mínimas imperfecciones, si lo llevas ajustado, quedarán más en evidencia.

Tampoco resulta simple escoger como complemento los zapatos y la cartera o bolso. Jamás debes buscarlos en blanco, porque harás que el único tono te haga destacar, pero en forma negativa.

Nos vemos el próximo jueves, fashionistas.

 

Créditos:
Vestuario: Jasy’s Atelier.
Fotografía: Julio Rosales.
Modelo: Fátima Miranda.