•  |
  •  |

@Dabascal09

 

La aparición de acné en los adolescentes y jóvenes puede ser una tortura. A causa de los cambios hormonales, quien padece de este problema sufre porque su rostro luce descuidado, reseco y lleno de granos.

Para fortuna de algunos, el acné no solo se manifiesta en el rostro, sino también en partes menos visibles. En cualquiera de los casos, lo más importante es acudir a un especialista para aminorar el aspecto del acné y controlarlo de manera adecuada.

¿Qué es el acné?

El acné es una enfermedad cutánea y puede aparecer en distintas zonas del cuerpo, como el rostro, los brazos, el pecho y la espalda. Se diferencia de los brotes de espinillas por su apariencia, y porque inflama y pigmenta la piel.

Es provocado por el exceso de grasa en la piel, producida por las glándulas sebáceas. Estas glándulas tienen la función de segregar pequeñas cantidades de grasa que ayudan a lubricar la piel y a protegerla del medio ambiente.

No obstante, cuando hay alteraciones en estas glándulas, y producen más sebo del necesario, en la piel se desarrolla la bacteria propionibacterium acnés y comienza la aparición de puntos negros, tapones, comedones, pústulas y quistes.

Las pústulas son pequeños granitos rosados y verdes que dejan en evidencia la infección, que puede originar quistes que duelen al tacto.

Posibles causas

El acné puede ser hereditario; comienza a manifestarse en algunos casos durante la pubertad y en otros durante la adolescencia, debido a las hormonas en desarrollo.

También el uso de medicamentos como testosterona, cortisona y esteroides puede provocarlo, o bien, en el caso de las mujeres, cuando suspenden el uso de píldoras anticonceptivas y durante el embarazo.

 

¿Tiene cura?

El acné es controlable, pero si no se trata a tiempo, puede empeorar. Si se descuida, puede convertirse en un acné vulgar y dejar cicatrices en la piel del afectado.

Si no se siguen las recomendaciones del especialista, es posible padecer de acné incluso hasta los 40 años.

 

Tratamientos

Lo primero al visitar al especialista es una evaluación del nivel de acné que se tiene. En Estetic Weight Control realizan una ionización con ampolletas de própolis que ayudan a controlar el exceso de grasa e hidratan la piel.

Si la infección es severa e incluso el paciente muestra cicatrices, puede realizarse peeling, que ayuda a eliminar las células muertas de la piel y a regenerarla.

Los dermatólogos también indican ciertos tratamientos tomados y otros aplicados a la piel.

 

Recomendaciones

Si padecés de acné, deberías procurar:

No tocarte el rostro.

No reventarte la piel, aunque tenga pus.

No usar mucho maquillaje.

Cambiar con frecuencia las fundas de tus almohadas.

Limpiar tu rostro con toallitas húmedas al sudar.

Lavarte el pelo todos los días.

Beber abundante agua.

Evitar comidas grasosas y lácteos.

No exponerte al sol.

 

Fuente:

Karen Cruz, esteticista cosmiatra de Estetic Weight Control, ubicado detrás de Metrocentro, del restaurante Summer, 1 cuadra al lago y 15 varas abajo. Contacto: 22787743.