•  |
  •  |

Después de cierto tiempo, llega el momento en que nos aburrimos de la apariencia de nuestra habitación. Es cuando se nos presenta la oportunidad de rediseñarla por completo, y darle nuestro toque personal.

Débora Michelle Mendoza, coordinadora de la Escuela de Arquitectura de Interiores de la UCC, expone:

“Los ambientes hablan por sí mismos de quienes los habitan, lo importante es diseñarlos y decorarlos según los gustos, pero de manera formal, estética y funcional, resaltando la belleza del interior, por medio de pinceladas de pintura, retocando objetos y usando la creatividad”.

 

¿Cómo hacerlo?

Mendoza nos comparte ciertos elementos a tomar en cuenta antes de comenzar.

Ubicación: de qué lado de la casa está ubicado el dormitorio con respecto a la luz solar natural, el viento y los ruidos.

Posición: cuál es la posición ideal de los objetos, para facilitar el acceso y transición.

Tamaño: de cuánto espacio disponemos para incluir nuevos muebles o restaurar los que ya tenemos.

Colores: cuáles son los colores del piso, puerta y ventana, para integrarlos con las paredes.

 

En cuanto a colores ¿qué más considerar?

Mendoza sugiere que “en un dormitorio podemos pintar solo una de las cuatro paredes, de color fuerte u oscuro, para resaltar la pared principal y ubicar algún objeto grande sobre ella, o puede ser la pared de fondo, o pared de cabecero de la cama”.

Vos podés escoger los colores de acuerdo a tus gustos y luego combinarlos con los cojines, muebles y sábanas. Entre las tendencias, Mendoza destaca estilos shabby chic, vintage y contemporáneo; y combinaciones como: púrpura con blanco y amarillo, azul con verde y blanco, rosa con fucsia y blanco, negro con plata y blanco.

Alternativa: decoración digital

En vez de pegar recortes de tus artistas favoritos, o bien de animales, países u otra cosa de tu preferencia, podrías escoger una fotografía o collage de esto para ampliarla e imprimirlo sobre vinil y pegarla sobre toda una pared. De acuerdo con Mendoza, de esta manera le imprimirías tu personalidad a la habitación, se vería actual y más ordenada.

 

Muebles y accesorios

Los dormitorios se encuentran compuestos por las siguientes áreas: descanso, estudio y entretenimiento.

Pero “tenemos que evitar que sean cargados de cosas, ya que estas áreas han sido creadas para encontrar serenidad, confortabilidad y sobre todo orden”, señala Mendoza.

Entre las opciones tenemos:

Muebles tradicionales con medidas estándar.

Muebles ergonómicos con medidas adaptadas al cuerpo de cada ser humano.

Muebles multifuncionales que son fabricados según los espacios que se tendrán; en este sentido, puede comprarse un mueble que tenga integrado el área para el TV, así como un librero y escritorio; esto dará como resultado ahorro de espacio.

 

Función de los colores

Blanco: Purifica la mente a los más altos niveles.
Lavanda: Ayuda a la curación espiritual.
Plata: Quita dolencias y enfermedades.
Gris: Inspira la creatividad y simboliza el éxito.
Oro: Fortalece el cuerpo y el espíritu.
Naranja: Tiene un agradable efecto de tibieza, aumenta la inmunidad y la potencia.
Rojo: Usado para intensificar el metabolismo del cuerpo con efervescencia y apasionamiento, ayuda a superar la depresión.
Púrpura: Útil para problemas mentales y nerviosos.
Azul: Tranquiliza la mente y disipa temores.
Verde: Útil para el agotamiento nervioso, equilibra emociones, revitaliza el espíritu y estimula a sentir compasión.
Negro: Paz y silencio.