•  |
  •  |

“El bono y el paquete solidario” que les ha venido entregando desde el año anterior el presidente Daniel Ortega a gran parte de los integrantes de la Unión Nacional del Adulto Mayor, UNAM, no implica que los ancianitos dejarán de exigir la pensión reducida de vejez que por derecho les corresponde, y que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, les ha negado.

Así lo manifestaron ayer los viejecitos en un nuevo plantón que protagonizaron en las inmediaciones de la Asamblea Nacional, con el que también solicitaban la personalidad jurídica para dicha agrupación.

Esta vez, los adultos mayores agregaron un distintivo a sus protestas: una banda filarmónica y marimbas.

Porfirio García, presidente de la UNAM, aseguró que esta es una nueva forma de exteriorizar sus demandas, ya que generalmente en nuestro país se acostumbra utilizar morteros y piedras en las manifestaciones, sin embargo,  “nosotros pedimos con firmeza, por un lado, pero también con alegría”.

Recordó que desde hace tres años han solicitado la personalidad jurídica, y que en ese período han enfrentado diferentes obstáculos, que han sido pretextos para que esta se les haya negado por tanto tiempo. Uno de los pegones ha sido, por ejemplo, la falta de comas o tildes en el texto, por lo que no ha pasado de la Comisión de Paz, Defensa y Gobernación de la Asamblea.

Después de tanto tiempo de espera, finalmente los recibió el diputado Alejandro Ruiz, presidente de dicha Comisión, quien les comunicó que el próximo martes pasarán el dictamen a la primera secretaría, la que se encargará de remitirlo a las próximas sesiones plenarias.

Amenazan con tomarse el Parlamento
Porfirio consideró que sus plantones han sido considerados “pegones” para que se les apruebe la personalidad jurídica que solicitan.

Reiteró que si no les dan a conocer fechas específicas para saber una respuesta, ellos incrementarán las marchas, es decir, “que si hoy (ayer) hemos logrado impedir la circulación de los vehículos en las calles aledañas a la Asamblea, en los próximos días podríamos impedirles el ingreso a los diputados y tomarnos la Asamblea. No vamos a permitir que se estén burlando de nuestra asociación y de los adultos mayores”.

A pesar de que en la protesta de los viejitos era notoria una bandera rojinegra, el representante de la UNAM manifestó que su lucha no está vinculada a asuntos políticos, porque ellos forman parte de una agrupación independiente.