•  |
  •  |

La falta de información de las autoridades gubernamentales sobre el desarrollo de la epidemia del VIH-Sida en Nicaragua tiene preocupadas a diversas organizaciones de mujeres, entre estas al Colectivo de Mujeres Itza, que considera que la violencia intrafamiliar y sexual va de la mano con el virus cuya prevalencia se registra cada día en más amas de casa.

Bertha Inés Cabrales, Directora de Itza, indicó que dada la violencia sexual, los hombres obligan a sus esposas o parejas a sostener relaciones y no utilizan el condón. Por lo cual la epidemia se está incrementando en este sector.

“Estamos haciendo conciencia en las mujeres que ser pareja de alguien no significa que están obligadas a tener relaciones sexuales cuando el hombre quiera. La sexualidad es un derecho, y decir no es un derecho también”, expresó Cabrales, durante el foro “Violencia y VIH-Sida”.

Indicó que según las reuniones entre los diferentes grupos de mujeres, la pandemia es seria. “El problema es que el Ministerio de Salud ha cerrado las instancias que son referentes para conocer lo más acertadamente cómo se está desarrollando la infección”, alegó.

Como ejemplo puso a la Comisión Nicaragüense contra el Sida, donde antes había una representación de organizaciones de todo el país, vigilando la situación para que tomaran medidas y convertirlas en políticas de salud, en busca de frenar la infección, pero ahora se están cerrando los espacios nacionales para trabajar sólo a nivel local. “Por esto no tenemos cifras ni datos de la magnitud y realidad del VIH Sida. Entonces, ¿cómo se van a aplicar políticas específicas?”.

Por otra parte, criticó que actualmente el Ministerio de Salud está haciendo exámenes de manera acelerada y no se está tomando en cuenta la atención. Sólo entregan los resultados sin haber una charla previa o posterior. No hay consejería, por lo cual no hay calidad, y para la persona cuyo resultado es positivo, la situación es terrible.

Desde la aparición de la primera persona con VIH en 1987, a 2009, se acumularon 4,623 casos con una relación de 1.8 hombres por cada mujer. Hasta junio de 2010 la cifra pasó a un total de 5,141 personas con VIH, o sea, 518 casos más, y Chinandega y Managua fueron los departamentos con más casos.