•  |
  •  |

Nuevas normas para construir viviendas que resistan terremotos, huracanes, y en algunos casos hasta deslizamientos, son parte de los consejos y tópicos que aparecen en la nueva cartilla de la construcción, que será distribuida a maestros de obra e ingenieros, ya que según estudios de campo, una gran parte de las construcciones verticales en nuestro país son vulnerables.
Según el titular del Ministerio de Transporte en Infraestructura, Pablo Fernando Martínez, la cartilla que se usaba no contenía consejos ni recomendaciones sobre construcciones que resistan los embates de la naturaleza.
“La nueva cartilla incluye 20 sistemas constructivos nuevos, revisados por ingenieros estructurales”, señaló Martínez.
El objetivo de agregar estos nuevos elementos para construir, es tratar de reorientar las construcciones de acuerdo con las fortalezas y las posibilidades donde se pueda construir, esto para evitar el crecimiento urbanístico desordenado, señaló el funcionario.

Viviendas sumamente vulnerables
Según un estudio de campo que hicieron los ingenieros en todo el país, más del 30% de las construcciones verticales son vulnerables a los fenómenos naturales.
El titular del MTI aseguró que para tratar de mejorar está situación, y ya en pleno conocimiento de la problemática, han evaluado las nuevas características de las zonas, de acuerdo con los niveles de vulnerabilidad.
Peter Bischof, Director Residente para Centroamérica de la Agencia de Cooperación Suiza para el desarrollo (Cosude), señaló que dicho país europeo apoya a Nicaragua desde que en 1998 el huracán Mitch arrasó con cientos de viviendas y dejó a miles sin hogar.
“Ese fenómeno destacó la vulnerabilidad de Nicaragua, la cual se debe a su posición geográfica”, añadió Bischof.
En el caso de los huracanes, la cartilla contiene información para que se construya y que la edificación resista vientos de al menos 150 kilómetros por hora, y en inundaciones, que se pueda acceder aun cuando haya agua que supere el metro de altura.
En la elaboración de la nueva cartilla de la construcción participaron técnicos, ingenieros y especialistas del Sistema Nacional de Prevención de Desastres, Sinapred, y del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural, Invur, y el Instituto Nacional Tecnológico, Inatec, será la vía donde se empiecen a enseñar algunas de estas normas. El financiamiento para la elaboración del documento fue facilitado por la cooperación Suiza.