•  |
  •  |

*Sergio Espinoza Hernández
(Especial para END)

La letra y la música del Himno de Rivas es creación de fray Secundino García Rodríguez, quien estuvo brevemente en la ciudad de Rivas, de 1951 a 1952. Una de sus devociones era la música, pues tenía habilidad para componer y llegó a editar dos cancioneros religiosos.
Era oriundo de Asturias, España, y tomó el hábito de la Orden de Predicadores en 1923; se ordenó sacerdote en 1930 y fue destinado a las misiones dominicanas del Perú. Además de ejercer su vocación, se interesó por las ciencias naturales, se dedicó al estudio de la flora y de la fauna de la selva amazónica, y llegó a hablar la lengua machiguaza.
Luego de seis años, fue trasladado a Centroamérica. Estuvo en León; después pasó a San José, Costa Rica, en el convento La Dolorosa, y dirigió el colegio de Los Ángeles. En 1951 llegó a Rivas, y en 1952 dejó la ciudad para trasladarse al convento de Santa Ana en El Salvador, donde pasó 32 años de su vida hasta su fallecimiento, el 14 de abril de 1984. Llevaba más de 52 años en América, y nunca había vuelto a España, su patria. Así había sido desde el principio su voluntaria decisión.  
Fray Secundino fue el primer director dominico del Instituto de Varones de Rivas en 1951. Además, fue profesor de Moral y Trato Social. El Instituto funcionaba en la casa donada por la familia López Carazo, donde es hoy la Policía de Rivas.
Los primeros rivenses que se aprendieron y cantaron el Himno de Rivas, escrito y musicalizado por el fraile, fueron estudiantes del Instituto Nacional “Rosendo López”, entre los que se encuentran: Dick Gallegos, Fernando Maliaños, Conrado Abarca, Salvador Rivas y Eduardo Viales, todos fallecidos, y los restantes vivos todavía: Isidro Urtecho, José Adán Delgado, Jorge Sacasa y Agustín Lacayo, quienes formaban parte del coro.
El Himno de Rivas tiene 60 años de haberse creado, sin embargo, en los últimos años su letra ha sido modificada en su segunda estrofa, que decía: “Tienes Rivas, en tu suelo…”, pero cuando se canta ahora se dice “Tiene Rivas, en su suelo…”.  
Este 291 aniversario de haber sido elevado el Valle de Nicaragua a  Villa de Rivas, es una buena ocasión para despertar el interés por el rescate de nuestros símbolos, que son patrimonio tangible de la identidad cultural local, como es el himno de Rivas, música y letra del padre dominico fray Secundino García.

* Periodista de Rivas.