•  |
  •  |

Tal como lo habían anunciado, representantes del Instituto Nicaragüense de Defensa de los Consumidores, Indec, y pobladores, la mañana de ayer realizaron un plantón frente a las instalaciones del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, para exigir que los precios del gas se mantengan estables y que las facturas de luz no sigan aumentando mensualmente.

Por varios minutos los manifestaron detuvieron el tráfico vehicular para mostrarles a los conductores los objetivos de su protesta.

Marvin Pomares, Director Ejecutivo del Indec, refirió que una de sus exigencias es que se estabilice el precio del gas, pues ya superó los 300 córdobas.

Agregó que muchas distribuidoras de este producto no están cumpliendo con los requerimientos, ya que están vendiéndolo por debajo del peso estipulado.

Pomares añadió que no entienden por qué en Nicaragua el gas sube de precio si a nivel internacional el petróleo ha tenido bajas significativas. En cuanto al bajo peso de los tanques de gas, Pomares señaló que el mayor problema lo tienen los de 25 libras.

Manifestó, además, que las autoridades del INE siempre les aseguran lo mismo: que van a amonestar a las distribuidoras, pero que en la práctica no lo hacen.

Mientras pobladores y otros miembros del Indec realizaban la protesta, una comisión logró reunirse con autoridades del INE para tratar de llegar a algún acuerdo. Al final, acordaron que los inspectores empezaran hoy a visitar las diferentes distribuidoras del gas licuado, para identificar si están vendiendo el cilindro por debajo del peso.

Energía eléctrica también es un problema
El director del Indec precisó que otro de los grandes problemas de los nicaragüenses son las altas tarifas de la energía eléctrica.

La fuerte lluvia que cayó por segunda vez en el territorio ocasionó que la empresa distribuidora de energía eléctrica reportara unas 700 averías que dejaron sin el servicio a varios barrios, por las deterioradas redes.

Mientras tanto Martha Rodríguez, con facturas en mano, se presentó a protestar frente al INE porque de un tiempo para acá, y teniendo los mismos electrodomésticos, la factura pasó de 300 a un mil córdobas.

Por último, Pomares señaló que el sector más olvidado por Gas Natural son los asentamientos, ya que la empresa no ha invertido en ellos. Los directivos de la empresa eléctrica han señalado que no mejoran esos puntos porque al menos el 21% de los clientes no paga.