•  |
  •  |

Las obras de infraestructura en los distintos barrios de la capital llevan un 50 por ciento de avance, según el ingeniero Rito Siles, de la dirección de Infraestructura de la comuna, pero la situación se agrava en la zona sur, donde las precipitaciones año con año causan graves daños por las fuertes escorrentías.

Siles señaló que lo primero que se hizo para evitar daños fuertes fue la limpieza de las 17 micropresas que se encuentran en periferia de la capital, y más de 140 kilómetros de cauces. Aseguró que este año han finalizado 27 proyectos, los más costosos y más amplios de los más de 120 establecidos en el Plan de Inversión Anual,

PIA, los que juntos suman una inversión de unos 100 millones de córdobas.
Entre esos proyectos finalizados está el adoquinado del barrio 22 de Enero, que tiene una longitud de 400 metros, el resto tienen que ver con revestimientos o construcción de muros de gaviones en distintos cauces, con el fin de que las lluvias no inunden casas o las derrumben por la fuerte escorrentía.

Los ambientalistas han insistido en que la vulnerabilidad de la capital precisamente es producto de los despales y falta de impermeabilización de los suelos en la Cuenca Sur de la ciudad.

A pesar de que la temporada lluviosa en nuestro país es impredecible, Siles aseguró que no se han retrasado en ninguno de los proyectos y esperan que para agosto próximo ya hayan alcanzado un 80 por ciento de cumplimiento del PIA.