•  |
  •  |

Más de 107 millones 200 mil dólares dispuso el presidente Daniel Ortega de los fondos que administra de forma discrecional mediante ALBA Caruna, con el fin de garantizar por el resto del año el subsidio de la tarifa del servicio de energía eléctrica, reveló el presidente de la estatal ENEL, Ernesto Martínez Tiffer.

“Está garantizado el subsidio. Es un compromiso del comandante Ortega… 107.2 millones de dólares es lo que va a costar el subsidio de la energía eléctrica en todo este año, y proyectado, porque si sigue subiendo el petróleo, eso (el subsidio), se incrementará aun más”, dijo el titular de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL).

¿Qué esconden generadoras?

En una entrevista concedida al canal 100% Noticias, Martínez Tiffer ayer confirmó lo que el martes negaron varios agentes del sector eléctrico. Los ejecutivos de las empresas generadoras se reunieron el martes en las instalaciones del Ministerio de Energía y Minas (MEM), con el titular de esta cartera, Emilio Rappaccioli, y el presidente del Consejo de Dirección del INE, David Castillo.

En dicho encuentro, según Martínez Tiffer, el gobierno se comprometió a desembolsar esos fondos de inmediato y hasta cubrir cualquier brecha que sea generada por alzas en el precio internacional del petróleo.

Fondos venezolanos
“El financiamiento de la tarifa se realiza con recursos concesionales provenientes de fondos ALBA y no devengará intereses ni costos financieros”, agregó, tras aclarar que el sistema energético de Nicaragua enfrentará la próxima temporada de invierno con una capacidad instalada que supera los un mil megavatios y una capacidad efectiva superior a los 800 megavatios.

“Hay suficiente energía. Con una situación así puede pasar cualquier cosa, menos que falte la energía eléctrica por falta de capacidad”, indicó el funcionario, quien responsabilizó a las distribuidoras Disnorte y Dissur de Gas Natural Fenosa por los últimos apagones que se reportan en el país.

Apagones por mantenimiento
Jorge Katín, Gerente de Fenosa, explicó que las cuadrillas de las distribuidoras Disnorte y Dissur ahora realizarán dos podas de árboles al año en cada circuito de energía, lo que significa que se duplicaron los llamados “descargos” o suspensiones programadas del servicio por labores de mantenimiento.

Fenosa tradicionalmente realiza una vez al año poda de árboles en cada circuito de la red, “pero ahora serán dos, debido a que hemos identificado que hay variedades de árboles que crecen rápidamente y eso nos ocasiona fallas en la red, como líneas rotas, postes caídos, transformadores y fusibles dañados y otras incidencias”, explicó Katín.

El rápido crecimiento de las ramas de árboles de variedades como Neem y Laurel de la India, según el funcionario, es lo que genera mayores incidencias de fallas y esperan reducirlas mediante dichas labores.

De esta manera reaccionó Katín frente a las críticas de Martínez Tiffer por los últimos apagones que reporta la ciudadanía en diversos puntos del país. “No pongo en duda lo que dice Jorge Katín”, dijo el titular de ENEL, “podrán enseñar los papeles que vos querrás con todas las gráficas que quieran, pero la realidad es otra. De qué me sirve tener todo eso así si hay una serie de situaciones que se presentan, que demandan mantenimiento adecuado”.

Puso de ejemplo las incidencias ocurridas el pasado 28 de mayo con la primera lluvia fuerte en el territorio nacional. “Falló todo, menos los sistemas de transmisión y generación eléctrica del país… por primera vez sucedió algo así”, dijo Martínez Tiffer, quien asegura que el representante del Estado en la Junta Directiva de Fenosa, Francisco López, ha expresado esta preocupación en las reuniones.