•   MASAYA  |
  •  |
  •  |
  • END

Pobladores de las comarcas La Ceibita, La Montañita número uno y dos del municipio de Masaya, se tomaron las instalaciones de un pozo de agua potable el domingo porque la administración de ese lugar no les ha rendido cuentas desde hace ocho años.

Por el momento el pozo está bajo las manos de una directiva interina, mientras se elige otra, porque no quieren que los responsables del pozo sigan en ese trabajo, ya que supuestamente hay muchas anomalías. Según Antonio Hernández, Presidente de la administración interina, en muchas ocasiones ellos le habían pedido a la administración anterior que rindieran cuentas a la población pero nunca lo hicieron.

Agregó que con Gas Natural Fenosa hay una deuda de 51 mil córdobas y que el anterior presidente había hecho un arreglo de pago de más de once mil córdobas mensuales, pero que no pagó la cuota, por lo que tienen para ponerse al día hasta este sábado, de lo contrario, les cortarán el servicio y eso dejaría sin agua a más de 600 personas.  Hernández indicó que si la administración anterior no da la cara antes de mañana, van a abrir un proceso judicial porque el pozo es de ellos, fue una donación para la población. Calcula que cada mes estas personas recogían 90 mil córdobas del cobro a todos los usuarios.

Maximiliano Peralta, poblador de la zona, explicó que una de las anomalías es que un transformador de electricidad estalló y compraron otro nuevo, que supuestamente habían costado más de 10 mil córdobas, pero en cotizaciones que hicieron en varias empresas donde lo venden, se encontraron que realmente costaba cuatro mil.

La población pide que el Ministerio de Gobernación se haga presente para solucionar el problema y así elegir otra directiva. EL NUEVO DIARIO buscó a los directivos anteriores del pozo pero no hubo quien rindiera una versión.